Dime si votas y te diré si “molas”

Leo en los diarios que España se hunde. Este país bate récords de desempleados cada mes; esa cosa llamada prima de riesgo se dispara día sí, día también; la bolsa cae en picado; nos crujen a recortes, nos suben todos los impuestos y se inventan nuevos… Nos gobierna una clase política plagada de corruptos e interesados que sólo ansían el poder para desfalcar, malversar o robar directamente… La verdad es que creo que algo debe cambiar, algo tenemos que hacer. Pero ¿qué?

Quemarlo todo. Alcémonos contra el poder establecido. Terminemos con esta dictadura de los mercados. Expulsemos a los políticos y tomemos los parlamentos nacionales. Acabemos con la bolsa. Nos empujan a ello, nos obligan a quemarlo todo…

Si supiera escribir mejor y todo esto lo dijera un poco más adornado, serían legión los que me jalearían. Qué triste es la demagogia. Qué triste es alzar la voz para decir lo que ¿la masa? quiere oír y ser vitoreado públicamente. Lo terrible es que, en este país, o eres demagogo o eres un fascista. Estaba yo un día leyendo un semanal con nombre de día laboral donde, en unas viñetas, se criticaba todo lo criticable respecto a la huelga general del pasado marzo: al PP, al PSOE, a los sindicatos, a los empresarios, a los trabajadores… y pensé: ¡Cómo mola! Critiquemos a todos, porque así molaremos mucho. ¿Soluciones? Quemémoslo todo. ¡¡Revolución!!… Demagogia. Se ha apoderado de España. La corrupción política ya estaba en su trono desde hace tiempo, pero ahora no sólo la demagogia ha llegado a reclamar su parte, también la hipocresía. Curioso el ver a ecologistas salvadores del planeta que conducen todos los días para ir a la Universidad o a su trabajo, donde podrían llegar andando o en autobús. Insólito conocer a antisistema acampando en las plazas mientras aspiran a conseguir un puesto de funcionarios públicos o se van de vacaciones con el dinero de sus papás. Hilarante escuchar como hay que cambiar el sistema mediante la revolución a quienes luego ni se acercan a las urnas electorales… sí, esas que dieron más de diecisiete millones de votos (más del 72%) al PP o al PSOE en las últimas elecciones generales. Y véase que no he dicho escaños (maldita ley D’Hondt), he dicho “votos”. La Democracia es un sistema que permite crear un estado de derecho, aunque algunos hayan leído “estado de derechos”, que también, pero no solo. Del mismo modo es un estado de deberes y leyes. ¿Deberes reprochables y leyes represivas e injustas? Puede. Cambiémoslas utilizando el propio sistema. Yo ya estudié en su día otros regímenes que decían representar a la mayoría cuando en realidad no lo hacían. Surge así lo que se llama una dictadura. Oigo como los indignados del 15M quieren volver a acampar en Sol por el aniversario del inicio de las protestas. ¿Dónde estaban en las elecciones generales? Ah, que no hay un partido indignado porque… realmente no sé por qué no lo hay. ¿Porque no están de acuerdo con el sistema, ese que permite votar a todo el mundo? Si la gran mayoría de la población piensa en “modo indignado”, ¿no habrían arrasado en las elecciones? Quizás no todo el mundo piensa así… ¿son todos fascistas? ¿Aquí vale lo que diga la mayoría o sólo vale lo que digan los indignados? El problema es que hay mucho demagogo e hipócrita, pero poco indignado de verdad me parece a mi… Sólo sé que no he visto a nadie progresar o salir de los problemas (cualesquiera en los que esté envuelto) echando la culpa de todo a los demás. Y a la demagogia “Made in Spain” es lo que le va. La culpa es de: (póngase aquí lo que más rabia dé, como dice la frase). Así nos luce el pelo.

Pero veamos lo positivo, como llega de nuevo el buen tiempo, #tomemoslaplaza y #acampemosensol. Así seguro que solucionamos todo. Y mucho Twiter y Facebook que somos muy modernos. Por si acaso, quizás acampe yo esta vez también, a ver si me toca la lotería como a aquel famoso “indignado” que echó un eurillo y le tocaron unos cuantos (millones) más. ¿Qué habrá sido de él? ¿Seguirá indignándose o se habrá convertido en un empresario, fascista y explotador al que debemos odiar? ¿Tengo que odiar al panadero de mi barrio por ser empresario? No sé, a mi es que esto de la demagogia barata no me va. Creo que la clase política española es una puta mierda y está podrida, pero no veo que acampando en la plaza solucionemos nada. Será por eso que no me jalea nadie…

4 respuestas a Dime si votas y te diré si “molas”

  1. david dice:

    Si te hubieras acercado un poco más a esa gente que se manifiesta y acampa quizá sabrías pq no forman un partido político y también que los ecologistas no tienen todoterrenos y que los chicos que les pagan las vacaciones sus padres es pq ellos no tienen trabajo. Si te hubieras acercado un poco más sabrías que la indignación llega de la comprensión de las verdaderas raices y razones de la crisis, si te hubieras acercado un poco más, es decir sin la televisión de por medio.

    Nada es tan desalentador como un esclavo satisfecho. Ricardo Flores Magón

  2. alex dice:

    En Andalucia ha ganado la abstención, el doble de “no votos” que el pp partido más votado. Es solo el principio, verás lo que va a pasar en Grecia en unos días, sus dos partidos mayoritario que generalmente aglutinaban el 80% de los votos no pasarán de un 40%. No tiene nada de malo buscar cambios, peor es, reconociendo la enfermedad del sistema como haces con tus comentarios sobre los políticos, no hacer nada y quedarse en la barrera, ya sea criticando todo como tu dices o no proponiendo nada como tu haces.

  3. alex dice:

    YA PUEDES VAR LO DE GRECIA AQUÍ-
    http://elpais.com/elpais/2012/05/06/opinion/1336338864_882147.html

    Y si tienes tiempo echale un ojo a lo que ha pasado en Serbia, verás muchas similitudes

  4. Javier Vázquez dice:

    Os recomiendo leer un reportaje de El País este domingo en el que habla sobre el 15M y los grupos que se formaron a raíz del movimiento en los barrios de Madrid, en concreto. Esos son los auténticos indignados y son los que intentan hacer algo por el cambio del sistema de verdad, no la gran mayoría de la gente que acampa en las plazas a las que, por cierto, sí que me he acercado y he visto o hablado con gente en persona, no a través de la tele.

    Un saludo y gracias por vuestra aportación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>