La solución pasa por educar mejores personas

Llevo pensando un tiempo que quizá todo esto de la crisis tenga más que ver con la educación que con la propia economía o la política, ¿no crees?

Después de estudiar estas cosas, ver películas como “Inside job” o “To big to fail”, repasar las noticias cada día y consultar con algunos expertos en finanzas, creo que podríamos llegar a la misma conclusión a la que ya llegó primero Plauto por el 200 antes de Cristo y luego Hobbes por el 1600 con aquello de:

Homo homini lupus” o “el hombre es un lobo para el hombre”.

En referencia a esto, me hace gracia cuando la gente habla de “los mercados” como si fueran entes abstractos que se han confabulado contra todos nosotros, pero estimados amigos, nada más lejos de la realidad, “los mercados” son personas que confabulan contra otras personas, ¡no nos olvidemos! Así que eso de echar la culpa a los mercados, cuando menos me recuerda un poco a las avestruces.

En las últimas décadas, hemos centrado todo el esfuerzo educativo en crear los mejores profesionales, los más competitivos y técnicos, los más válidos y ambiciosos, los que han creado todo este desaguisado.

Estos han sido promocionados dentro de una meritocrácia, relegando a la vez a los más débiles o menos codiciosos. Posteriormente transformándose este sistema en una dinerocrácia donde los que han conseguido más méritos también consiguen más dinero y por lo tanto más poder; no lo quieren perder, sus formas, doctrinas y medidas no tienen que gustar o convencer a los demás porque con sus recursos pueden obtener lo que quieran, hasta el punto en el que nos encontramos.

En mi humilde opinión y en la de varios expertos que sigo, la única forma de cambiar esta tendencia, y mirar al futuro con optimismo e ilusión, es utilizar la Educación como herramienta del cambio, pero a la vez, lo primero que tiene que cambiar es el propio Sistema Educativo en sí, que se presenta realmente desorientado, fallido y caduco.

Viendo los resultados del sistema en el que nos hayamos, heredero de la Revolución Industrial, era de la producción, necesitamos una innovación disruptiva del mismo que se adapte a la nueva era de la tecnología y la información, a las nuevas necesidades actuales.

Pero sobre todo, lo que necesitamos es que nuestros destinos los dirijan mejores personas, personas preocupadas por otras personas, que no persigan el poder a cualquier precio, sino que más bien persigan la igualdad, la paz, la cooperación y el desarrollo de todos por igual; porque al final, todos pertenecemos a la misma especie y vivimos en el mismo planeta.

Con esto, la corrupción, las guerras, las crisis económicas, las desigualdades, la pobreza, el hambre,… se acabarían.

Por lo tanto, la Educación debería orientarse en este sentido, su fin último debería ser crear mejores personas y personas más felices.

Para ello, todos los expertos apuntan a que los valores y las emociones tomen mucho más papel en la educación, en detrimento de la simple transmisión de conocimientos.

Donde la empatía y la colaboración sustituyan al individualismo y la competición; se eduque en la diversidad y se potencien las relaciones interpersonales, huyendo del etnocentrismo.

Se enseñe a gestionar las emociones, potenciando las positivas y controlando las negativas (miedo, odio, envidia,…) consiguiendo personas más felices, más seguras de si mismas y de los demás, menos condicionadas por los estereótipos sociales, más proactivas y optimistas.

Se tienda a la personalización de la educación, porque no todos somos iguales, ni tenemos los mismos intereses ni capacidades; promoviendo y guiando las mejores habilidades de cada persona de forma distinta, no es más valioso ni más inteligente un matemático que un músico.

Y con esto, obtener mejores personas que nos lleven a un mundo mejor, a un mundo más Ético, Justo y Feliz.

22 respuestas a La solución pasa por educar mejores personas

  1. Alice dice:

    no estoy de acuerdo una vez más .. nuevamente echándole la responsabilidad del cambio a una institución..sino es el gobierno es la educación… la crisis que viven es maravillosa, es la oportunidad de reconocerse que se han profesionalizado para ser los mejores y mas obedientes empleados.. la profesión debe responder intrínsecamente a las habilidades de cada quien y desde allí dar su maximo aporte al bienestar de la sociedad para recibir eso mismo que se da.
    Han confiado en las instituciones como padres y andan pataleando porque no quieren ser los responsables de su propia capacidad productiva y de sustento.
    La crisis es el despertador, la gran oportunidad al mundo real, la vida no pasa por las decisiones acertadas o desacertadas de las instituciones sino por las personales.. no pensamos en masa, nuestro cerebro actúa a partir de las propias experiencias y aunque tenga un hermano gemelo con quien compartieron hasta el mismo vientre y alimento, no tendrás la misma visión acerca de una misma cosa. Esperar el cambio desde la voluntad global es un globo, una ilusión, esperar que se movilice en masa es lo mas pesado que se puede esperar..el cambio depende de cada uno, reconociendo cada quien que tiene el absoluto potencial para lograr aquello que es su deseo, visión, misión.. una vez en el camino ya encontrará a otros que comparten el mismo mapa y con quienes sumar fuerza para avanzar … pero para ponerse en marcha ..solo se necesita la decisión, mucho autoconocimiento y mover las propias piernas, los propios prejuicios, soltar y confiar en si mismo mas que nada ni nadie sobre la faz de la tierra.
    Den gracias a la crisis! saldrán fortalecidos no hay dudas!! con toda mi luz les deseo que se fortalezcan porque tienen una esencia pura y valiosa que han olvidado tras los mantos de la era del crédito y el falso crecimiento.

    • Óscar Calzado dice:

      Alice, estoy de acuerdo en muchas cosas contigo, obviamente el mayor aporte de felicidad se lo da uno a si mismo, sobre todo cuando descubre su “elemento”, pero no todo el mundo lo consigue, no todo el mundo sabe salir de sus prejuicios y resignificarse como tu dices, muchas veces es una lucha bien dificil, que unos no emprenden y otros pierden. De hecho, la “normalidad” impuesta desde pequeño se llega a afianzar tanto en tu cabeza que será probablemente la “normalidad” eterna para tí. A no ser claro que sepas desaprender y poder empezar de nuevo bajo tu propio juicio, potenciando tus mejores habilidades, esquibando los prejuicios y dictados sociales, sintiéndote libre y creando tu propio destino o tu “buena suerte” como diria Alex Rovira.

      Pero la Educación es importantísima, piensa que desde que nacemos nuestros padres nos educan, luego el colegio y luego la sociedad. Es importantísimo que reorientemos esta parte tan importante de la vida, tu fase de aprendizaje de lo más básico, ser buena persona y ser feliz, por encima de cualquier otra cosa.

      • Alice dice:

        claro que si, totalmente de acuerdo, pero esa educación de la que hablas se encuentra en vivir la experiencia conectando con el propio maestro, el único maestro que esta disponible en todos y cada uno de nosotros..parece una valentía de pocos ante verdaderos y profundos conflictos buscar la propia fortaleza y recuperar el sentido de la vida..pero debo decir que es la única puerta a la que debemos golpear y exigir… la educación formal solo nos da herramientas para saber que hacer con nuestros talentos, pero solo en el trabajo arduo es que se logra la maestría, cosa que todos y cada uno de nosotros debe anhelar y así descubriremos sociedades verdaderamente felices relacionándonos desde nuestros talentos en lugar desde nuestras necesidades. gracias SIEMPRE mi querido Oscar por convocar a la reflexión de asuntos comunes a todos estemos donde estemos en este tiempo de profunda crisis de la humanidad.

    • david dice:

      La educación no es una istitución…..mal argumentadao desde el principio

      • Alice dice:

        respeto tu juicio David, pero debo ser fiel a mis principios y fundamentar que la educación como la familia, el dogma y los representantes socio económicos, son instituciones.. consensuan verdades que las masas aceptan como tales, las respetan y los más inseguros no se animan a resignificar.. . sobretodo aquellos que creen ser aquello que ejercen.

  2. Alberto (San Román de la Vega) dice:

    Pues me ha gustado mucho el artículo Oscar … si señor. Solo una discrepancia menor en el punto que habla sobre la necesidad de que nuestros destinos los dirijan mejores personas… pues pienso, que son las personas de a pie las que deben dirijir los destinos politicos de las regiones y paises, con mas participación e implicación politica ciudadana, creo que las sociedades deben o deberían de aspirar a eso, y no a seguir en manos de representantes sino a aprender a depender cada vez menos de ellos… sin duda creo que estarás en gran parte de acuerdo conmigo. Por lo demás el artículo es estupendo. Destaco la cita a Plauto que me ha recordado mucho a otra de Socrates en la que afirma que una sociedad con valores e individuos de calidad no tiene porque tener ningún problema de alimentación, vivienda, convivencia o economia.

    Un saludo

    • Óscar Calzado dice:

      Muchas gracias Alberto, siempre con geniales aportaciones en tus comentarios.
      Sin duda estoy de acuerdo contigo en tender a la autogestión, dentro de las posibilidades, pero eso no riñe con lo de “mejores personas”, que va orientado a todo el mundo, no sólo a los que nos dirijan, sino a todo el mundo. Y al final, autogestión o no, siempre habrá alguien que lidere cambios o que represente a los ciudadanos, aunque sean ellos mismos los que se representen.

  3. Karine dice:

    Oscar, que bonito suena cuando alguien habla de esperanza hoy en día… En los momentos de cañas con amigos, muchas veces terminamos discutiendo que´”según están las cosas, nunca nos falte para disfrutar de momentos con amigos”, y luego empieza el tan temido debate sobre la crisis. Mi punto de vista es que las personas han perdido la fe, han perdido la esperanza de que todo vaya a mejorar… hoy en día se piensa en ahorro más que hace unos años, y ciertos “caprichos” que antes nos podíamos permitir, hoy están bajo un control exhaustivo de miedos y temores por el “mañana”. Yo pienso siempre en positivo, y no es que a mi me vaya mejor que a nadie, pero es una forma de buscar por lo menos una actitud interna para afrontar todo lo que hemos tenido que dejar de lado por esa situación tan caótica que estamos pasando.
    Enhorabuena por tu artículo, sigue fomentando esperanza a todos a través de tus mensajes!
    Saludos!

    • Óscar Calzado dice:

      Muhcas gracias Karine, tienes mucha razón, dice Punset que la receta para ser feliz se basa en no tener miedo y salir de tu entorno de vez en cuando, supongo que el ahorro va en contra de ambas. También supongo que cuanto más desdichados nos sintamos, también seremos más dependientes de los poderes fácticos que es precisamente lo que estos quieren.

      El optimismo se presenta como tabla de salvación, puede ser que no puedas cambiar el mundo, las desagracias que pasan a tu alrededor y los problemas que te lleguen, pero lo que si puedes es cambiar tu actitud hacia ellos, puedes cambiar tú. Por muy triste o cabreado que te pongas no van a cambiar las cosas, de hecho cambiarán a peor. (Si eres muy feo y te cabreas por ello, acabarás siendo feo y gruñon, que sirva como ejemplo absurdo) Así que, aunque sea fácil decirlo, lo mejor es intentar siempre ver lo que saquemos en bueno de cada situación, buscar o afrontar los problemas mirando la salida y no el agujero que nos llevo a él, y poner los medios para salir o convivir con él lo más diganmente.

  4. Mine dice:

    Totalmente de acuerdo con todo!! El problema de base es la educación… :)

  5. Laura dice:

    Me ha gustado mucho. Hay cosas que yo no las podria decir mejor.
    En algunos puntos del principio podriamos debatir pero con lo que dices en los ultimos párrafos estoy totalmente de acuerdo contigo.
    Enhorabuena.

    • Óscar Calzado dice:

      Muchas gracias Laura y me alegro de que estés de acuerdo en los últimos párrafos. A ver que te parece la próxima entrada, donde entraremos un poco más profundo a valorar los cambios que quizá debiera afrontar el modelo educativo actual.

  6. Dani dice:

    Es posible que sólo un batacazo nos haga despertar del error y comenzar la construcción desde cero… Muy de acuerdo con la entrada

    • Óscar Calzado dice:

      Me alegro de que estés de acuerdo Dani, sinceramente creo que necesitamos muchos batacazos o uno más gordo, pero batacazo ya le hemos llevado, ¿no?

      • Dani dice:

        Hay un batacazo cada día, quizá la dificultad es ver de dónde viene y cómo solucionarlo, y ahí es donde tu artículo da las pautas. Es posible que solo una alarma cada poco nos saque de la poltrona!

        • Óscar Calzado dice:

          Suelen venir del mismo sitio y dirigido a los mismos! unas veces te da más de lleno y otras sólo llega a rozarte, pero aquí ya entramos en el sentido de aquella famosa frase de Bertolt Brecht: “….Después vinieron por mí, y para ese momento ya no quedaba nadie que pudiera hablar por mí.”

  7. Julio César dice:

    La cuestión es que un cambio educativo profundo puede llevar mucho tiempo, tal vez décadas. ¿Qué hacer hasta entonces?

    • Óscar Calzado dice:

      Sí, cierto es que llevará décadas, y más aún cuando se conoce la solución pero no se aplica deliberadamente; ideológicamente todo está orquestado para mantener el desigual e injusto Status Quo social, racial, económico, entre naciones… . Por el contrario se toman medidas totalmente en contra, agravando el problema y posponiendo eternamente la solución.

  8. Jesús dice:

    En la película “inside job” terminaron diciendo que un ingeniero normal te construye, puentes, carreteras … mientras que un “ingeniero financiero” construye sueños, sueños que como dijo Calderón de la Barca sueños son, ahora estamos en un periodo que esos sueños en los que se pensaron se convirtieron en pesadillas, esas pesadillas las estamos pagando todos nosotros. Hoy en día es más importante andar con tijeretazos en cosas vitales como tú bien has nombrado: la EDUCACIÓN pero sin embargo si una entidad financiera quiebra tenemos que intervenirla con nuestro dinero. Bien creo que estamos evolucionando hacia el absurdo. Las sociedades siempre han tenido achaques, de las que se han recuperado, pero tal y como estamos evolucionando nos cuesta cada vez más levantarnos y recuperarnos, como quien cae con fiebre, se recupera y al poco recae con más fuerza, todo ello es por como tenemos planteadas los pilares por los cuales nos sostenemos. Muy buen comentario, Óscar.

    • Óscar Calzado dice:

      Muchas gracias Jesús, muy buen comentario el tuyo!
      Cierto es que parece que premiamos a los que se han equivocado y castigamos a los que no han cometido errores. Priorizamos la economía al sentido común, colonizándole con las doctrinas económicas que no han funcionado, que nos han llevado al caos absoluto; y siguen recetándo las soluciones los mismos médicos bajos las mismas premisas, criterios e ideologías, agravando la situación ya crítica del enfermo (nuestra sociedad). Quizá esto último, la ideología es lo peor, que la ideología fallida persista, y en vez de adaptarse a la sociedad, sea la sociedad la que se tenga que adaptar a ella.

      En cuanto a lo de dar y dar dinero a los bancos sin miramiento, mientras se quita dinero de Salud, Educación, Minería, I+D+i, etc… cuando menos es tremendamente injusto y antisolidario, por no decir una chapuza y marcha atrás de los avances y desarrollo humano, aquel tan llamado “estado del bienestar”.

      Te dejo aquí un artículo que leí el otro día de José Luis Sampedro esclarecedor: http://noticias.lainformacion.com/arte-cultura-y-espectaculos/literatura/jose-luis-sampedro-pide-a-europa-que-no-lo-sacrifique-todo-para-que-los-bancos-esten-forraditos-de-dinero_XEILrvMlStbQpMudyMFSE7/

    • david dice:

      Muy de acuerdo Jesus!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>