¿Puedes cambiar de sombrero?

Estamos viviendo una época de cambios, grandes cambios que requieren fuertes adaptaciones tanto de personas como de organizaciones; lo que era “normal” antes, quizá ya no lo sea ahora y, por lo tanto, las soluciones “normales” puede que ya no funcionen.

Esta nueva situación está generando la necesidad de un cambio hacia un pensamiento más creativo y una actitud proactiva para superar todas estas dificultades y crear las nuevas oportunidades que cada uno necesite, así como la necesidad de ser optimistas y pacientes para no morir en el intento.

Según Edward De Bono, escritor y psicólogo muy conocido por sus estudios y métodos sobre pensamiento constructivo y creativo, se puede aprender a aplicar este pensamiento lo mismo que se aprende cualquier otra habilidad. Para conseguirlo hay que racionalizar la confusión que caracteriza al pensamiento cotidiano, donde la creatividad, la lógica, la costumbre, la información y las emociones se solapan, se mezclan y nos agobian en la toma de decisiones.

Son la intención y los movimientos para llegar a algo lo que convierten una idea en una realidad. De lo que se trata es de racionalizar el proceso y actuar para conseguir alcanzar lo que se desea o salir de una situación no deseada.

De Bono expone que todos tenemos seis formas de pensar que identifica con seis colores de sombreros diferentes, aunque parece que tenemos la tendencia de vestir sólo uno de ellos todo el tiempo.

El denominado método de los “Seis Sombreros” es muy utilizado en empresas e instituciones como método de puesta en común y toma de decisiones en grupo, aunque últimamente puede que resulte muy necesario también a nivel personal e individual o familiar. Quizá tengamos que abandonar el sombrero que utilizamos a diario y probarnos otros colores que nos ayuden a identificar mejor nuestras necesidades, relativizar de alguna forma las malas noticias, afrontar mejor nuestros problemas y tomar decisiones con mayor facilidad y menos agobio.

En este método:

El sombrero blanco es el realista, se basa únicamente en las cifras, hechos y datos puros.

El sombrero rojo es el emotivo, expresa su intuición y lo que le genera algo sin más análisis ni argumentos.

El sombrero negro es el pesimista, sólo ve los problemas y errores.

El sombrero amarillo es el optimista, a veces idealista, sólo ve el lado positivo.

El sombrero verde es el creativo, es original, innovador y siempre propone alternativas.

El sombrero azul es el organizador, evalúa y gestiona con una visión global y con la capacidad de colocarse cualquier sombrero dependiendo la situación.

El hecho de poder colocarse los distintos sombreros, te ofrece la posibilidad de ver las cosas desde distintos puntos de vista, de aislar las emociones, de ver lo peor y lo mejor de cada situación por separado, de poder pensar de una forma que habitualmente no pensarías; separar lógica, costumbre, información o emociones para poder tener un pensamiento lateral y hacerte más flexible, porque la realidad no es estática ni absoluta; lo único constante y seguro es que todo cambia.

Definitivamente creo que la nueva situación a la que nos enfrentamos (crisis, cambios, etc.) y la nueva sociedad global del conocimiento y las tecnologías nos exigen una nueva forma de pensar. Al igual que nos relacionamos distinto (redes sociales, whatsup, etc…), consumimos distinto, etc., también se muestra evidente una nueva forma de pensar, reflexionar y tomar decisiones, así que la posibilidad de ver el mismo hecho con distintos sombreros, seguro que nos ayuda, incluso a comprender mejor a los demás, tan importante hoy en día.

Y tú, ¿qué sombrero usas habitualmente? ¿Puedes probarte otros?

Para más info puedes ver este vídeo de una dinámica

20 respuestas a ¿Puedes cambiar de sombrero?

  1. Joseph dice:

    Interesante perspectiva para el emprendedor!
    Me ha gustado como lo han puesto en la práctica, por lo que se ve y se intuye, en el video, la idea de construir un resitente puente de papel entre todos pero aplicando la visión de los sombreros en busca del éxito del proyecto.

    Excelente articulo!!

    • Óscar Calzado dice:

      Gracias Joseph, que bueno que te haya gustado y te parecza prático.

      Creo que puede aprovecharse para emprendedores, para toma de decisiones en grupo e incluso extrapolarse a toma de decisiones individuales y maneras de afrontar ciertas circunstancias de dificultad.

  2. Miguel dice:

    Gracias por darme a conocer esta teoría. Una gran forma de explicar nuestros comportamientos.
    Voy a intentar probar otros sombreros, hace tiempo que no utilizo el rojo…

    • Óscar Calzado dice:

      Así es Miguel, lo interesante puede ser darse cuenta de que utilizamos casi siempre el mismo sombrero, y eso nos hace siempre acabar en el mismo sitio.

  3. Adolfo molinero dice:

    Felicidades Oscar ! Me parece muy interesante el tema, y creo que todos deberíamos aprender a cambiar de sombrero según la situacion… Y solo ponernos algunos en caso estrictamente necesario… Un abrazo !!

  4. david dice:

    Conocerlo ya es avanzar hacia una mejor toma de decisiones

  5. Julio César Álvarez dice:

    “Acabaremos con la crisis por aburrimiento”

    Vicente Verdú (27/07/2012, El Periódico)

    • Óscar Calzado dice:

      Absolutamente de acuerdo con Verdú y contigo.

      Y tengo varias anécdotas que lo corroboran!

      Por otro lado, os puedo garantizar que sufre mucho más la crisis una persona que no deja de escuchar, ver y leer las noticias que una persona que no lo hace, aunque viva en la misma realidad que el que se informa de todo.

  6. mar dice:

    Buenisimo concepto!!! el problema es que cada persona tiene un sombrero y es dificil cambiarlo pero esta claro que lo ideal seria utilizar el adecuado en cada momento!!!

    • Óscar Calzado dice:

      Sí Mar, la verdad es esa. Todos tenemos un sombrero que utilizamos casi todo el rato, un sombrero que nos define y que cualquiera que nos conoce un poco sabría ponernos, verdad?

      No se si lo ideal sería poder vestir cada momento el adecuado, pero sí creo que sería bien interesante el poder cambiarlo de vez en cuando, o por lo menos simular el probarse varios colores ante la misma situación, y poder sacar algunas conculsiones distintas a las que te aporta el sombrero de siempre.

  7. Ana dice:

    La solución a esas decisiones que a veces somos incapaces de tomar son la mezcla de estos 6 sombreros; la objetividad, la crítica, el optimismo, la creatividad, la observación y la emoción.

    Para mí son básicos el sobrero verde, el mágico sombrero de las oportunidades, es el que gestiona nuestra ruta en la vida, el sombrero amarillo, el optimista, la manera de vivir y de mirar las cosas de manera positiva y siempre con una sonrisa bien grandota, ese pensamiento mezcla de placer, curiosidad y sobre todo deseo de que las cosas ocurran y con una pequeña parte del sombrero rojo, las emociones, esas que al final tiran de mi.

    En definitiva, convertir nuestras ideas en realidades y seguir de manera constante nuestros propios instintos.

    Fantástico artículo, enhorabuena!

    • Óscar Calzado dice:

      Muchas gracias Ana, me alegro mucho de que te haya gustado el artículo.

      Quizá lo que planteas es muy interesante, que cada uno busque un sombrero a su medida hecho con un poquito de cada uno de los 6 colores.

      Y claro que lo importante es lo que dices, convertir nuestras ideas en realidades, claro que sí, o por lo menos intentarlo. Las personas mayores siempre te dicen que de lo único de lo que se arrepienten es de esas cosas que no hicieron.

      • Ana dice:

        Nuestro sombrero va cambiando de color a medida que tomamos decisiones, pero siempre habrá uno que predominará más que otro.

        Si es cierto, siempre nos arrepentimos de esas cosas que nunca nos atrevimos a hacer, quizás porque nunca tendremos la oportunidad de que vuelvan.
        Lo importante es que las cosas pasen, hacerlas, equivocarse o acertar a tener que estar pensando todo el tiempo en que hubiera pasado si…….

        Y como dice Horacio “Prefiero pasar por necia o estúpida, con tal de que mis faltas me den placeres o ilusiones, que ser sabia a rabiar” .

        • Óscar Calzado dice:

          Sí, es cierto que nuestro sombrero puede cambiar a lo largo de nuestra vida, dependiendo de las decisiones que hayas tomado y como te hayan resultado, pero creo que hoy más que nunca necesitamos todos intentar ponernos sombreros más verdes, amarillos y rojos porque la situación de por si nos está llevando al negro y al blanco, aunque no hayamos hecho nada para ello o aunque no lo tuvieramos puesto de inicio o por voluntad propia.

          Y en cuanto a lo de equivocarse, como leo cada día en el estado de skype de un muy buen amigo: “El que tropieza y no se cae adelanta un paso”

  8. Bea dice:

    Me ha encantado Oscar! y creo que mas que nunca nuestra sociedad necesita aparcar el sombreo negro que nos han colocado los políticos y los medios de comunicación y poner algo de color en nuestra vida, por el momento apuesto por el sombrero verde combinado con el amarillo!! a ver si lo ponemos de moda porque no pegan nada con las caras grises de la gente! Muchas gracias!

    • Óscar Calzado dice:

      Estoy de acuerdo Bea! ayer precisamente quedé con unos amigos a cenar y me dí cuenta que es terrible la de tiempo que dedicamos a hablar, repetir y re-repetir lo mismo que vemos en los telediarios, como que fueramos a arreglar algo! con el consiguiente cabreo, como es lógico, que hablar de estas cosas aporta a cualquier situación. Abogo por cambiar de temas y por cambiar de mirada!!! pq sino cada día estaremos peor!

      • Dani dice:

        Es muy cierta la mala costumbre de hablar con opiniones que hemos escuchado. Yo me pido el sombrero que hace pensar mezclando todo lo escuchado para formar una idea propia… y tener las orejas bien abiertas para aprovechar lo que los sombreros de los demás han llegado a sacar a la luz.

        Muy inspirador y práctico el artículo! :)

        • Óscar Calzado dice:

          Gracias Dani, me alegro de que te guste y te parezca prático, intentamos aportar algo nuevo con cada artículo.

          Por lo que entiendo en tu comentario, te apuntas al sombrero azul. La verdad es el sombrero que mejor sabe analizar las situaciones porque es capaz de colocarse cualquiera de ellos y tener como una vista gobal de la situación, es el más completo pero quizá también el más complejo. Desde luego el que toma las decisiones más formadas y consensuadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>