Desconcierto

Supongo que el acontecimiento del ingreso en prisión del ex tesorero del PP Luis Bárcenas suscitará interminables reflexiones en los próximos días. Las aristas de la interpretación se multiplican, desde el análisis del proceso judicial abierto hasta las deriva generalizada, a medida que se separen las capas de la cebolla.

En sus propias filas se sucederán los desapegos inmediatos para permitir el abordaje como un hecho aislado, como si toda la organización hubiera estado al margen de una trama desconocida para ellos. Sea cual sea el recorrido en los juzgados, y las salpicaduras que produzca al sacudirse, sería interesante que el caso se convirtiera en el germen de un futuro nuevo tiempo, una vez que el organigrama político fuera capaz de exhibir y poner en conocimiento del común de los mortales todas las cloacas por las que discurre la financiación, una verdadera asignatura pendiente desde hace décadas.

La propuesta, una limpieza a fondo de los subterfugios que propicia la estructura opaca de la financiación política, sería posible con una cadena de medios de comunicación independientes, descolgados de los oportunismos inmediatos. La realidad es muy distinta porque la situación generalizada que muestran la práctica totalidad de los medios de comunicación está muy lejos de permitir una independencia de facto, simplemente está abotargada, más allá de la galopante pandemia laboral que ha calcinado miles de puestos de trabajo. Cierto es que muchos editores aprovecharon el humo para limpiar el patio y quitarse de encima los más molestos.

La iniciativa debería partir desde dentro y sería una buena fórmula para frenar el desafecto de la ciudadanía hacia la clase política, a la que apenas si le roza la barbarie de la apretón asfixiante que manda a diario a muchas familias al carajo. Es problema es quién puede tirar la primera piedra.

Este es el abono con el que nos adentramos en el tiempo de tránsito del estío, antes de reiniciar el programa en septiembre. Confieso que no se qué nos depara el destino en este filo cortante del mundo digital, que afronta muchas dificultades para encontrar el escenario propio para despegar. No sé si ha llegado el momento de una despedida en toda regla o un simple hasta luego. El tiempo dictará sentencia y entonces volveremos a encontrarnos en la expansión imparable del universo.

Publicado en Política | Deja un comentario

El segundo incendio

Justo horas antes de este día en el que los nacidos un 27 de junio celebramos que aún mantenemos el pulso de la vida, sobre todo si superas el medio siglo, no ha hecho falta esperar otro mes y pico para rememorar la mascletá de agosto en Ordoño II. El TSJ ha vuelto a darle a la yesca y la chispa ha reavivado la llama de las doce plazas de bombero conductor. La sentencia se coló en la sobremesa y el Equipo de Gobierno ha optado por esperar a que llegue a sus manos el texto oficial, que seguirá el camino de los servicios jurídicos municipales.

La historia se traduce en unos 600.000 euros, euro arriba euro abajo, tanto para abonar el coste de cada una de las plazas como para cubrir el material necesario para trabajar. Antes habría que cerrar el proceso de selección, en el que aún quedan dos pruebas por concluir, si mi memoria no juega al escondite. Y luego queda la adivinanza de manual; ¿de dónde se saca la pasta?

Esta nueva decisión de TSJ, la tercera, se almidona con otros dos procesos abiertos, tanto por la declaración de lesividad fijada en el informe del interventor, como por la composición del tribunal. Incluso cabe recurso de casación previo recurso de reposición, aunque es muy posible que Emilio Gutiérrez no apueste por apurar el recorrido posible, si los propios servicios jurídicos asumen que ésta no tiene salida de emergencia y que hay que añadir las nuevas plazas, en un parque de bomberos como el de León que necesita reponer plazas y generaciones.

Un hecho resulta apreciable sin necesidad de arañar demasiado el tejido; los opositores a bomberos ha sido como la falsa moneda, que de mano en mano va y nadie se la queda. Unos abrieron el proceso pero sin consignación directa y a expensas de una rara pirueta en los sótanos de una de las empresas mixtas, Serfunle. Los otros, los arrendatarios de la mayoría absoluta, repartieron el pastel agriado entre altos funcionarios, la secretaria general y el interventor padre del dictamen de lesividad, y los tribunales.

La resolución no se hará esperar muchos días e intuyo que a los servicios jurídicos municipales les resultará difícil driblar el regate del TSJ, justo cuando estamos a punto de arrancar la campaña de verano y la memoria nos trae a colación algunos sucesos que los bomberos evitaron que se convirtieran en tragedia. Queda un segundo capítulo, y ya con las manos en la masa cabe preguntarse en voz alta ¿pedirá Gutiérrez a su amiga Isabel los 200.000 euros para pagar las salidas a la provincia? Yo tampoco.

Publicado en Política | Deja un comentario

Dudas (poco) razonables

A estas alturas de la medianoche, corta y aún iluminada por la antítesis de la totalidad oscura del eclipse, la luna llena, dudo entre volver a hurgar en los acontecimientos de hace un año o sumergirme de lleno en la plática de un martes tan insulso como este. O no, depende de cómo giremos el caleidoscopio.

Si repasamos el diario de intenciones de 2012 nos encontramos con una cita similar en Europa, sin el concurso entonces de casi todo el Congreso de los Diputados en términos porcentuales, y con una agenda de propuestas muy próxima a la que jueves y viernes defiende Mariano Rajoy. Empleo: cohesión política, monetaria y fiscal, y no concebida en este orden, una pincelada de advertencia hacia el control de la evasión y el fraude fiscal, -relleno- y muchas jaculatorias para generar empleo juvenil. Tanto entonces como ahora, ni se rozan otros segmentos del mercado laboral, como el que comprende la franja de entre los 45 y los 60 años, cuya salida del mercado es casi una sentencia de desahucio laboral sin apelación posible y sin voces encontra.

Si descendemos unos cuantos peldaños y nos acercamos a la reserva de la cuna del parlamentarismo que nos orla, apreciamos que el tedio político se ha adueñado de casi todas las instituciones, y, como recuerdan, en algunas ya ni precisan la presencia de la camarilla informativa para dar testimonio de lo que se cuece. Todo queda convenido en las sobremesas de El Valderas.

En la Casa de Todos los bomberos han vuelto a pedir lo que durante muchos años habían percibido por sus salidas a la provincia y que sus compañeros de Ponferrada cobran puntualmente. Una  jugada maestra de Isabel Carrasco, que así frena, o relentiza, las aspiraciones políticas de un Emilio Gutiérrez que apenas encuentra oposición en la bancada de enfrente. Hace un año la situación era aun más díscola porque la recién llegada del babiano de San Emiliano a la dirección del PSOE leonés había levantado ampollas entre sendas familias de la militancia, y ya se sabe de las dificultades varoniles para sostener más de un frente.

Y si nos asomamos al telescopio de gran potencia, vemos como antes Assange y ahora Snoowen se han convertido en elementos peligrosísimos, porque es peligrosísimo desvelar los peligrosísimos chanchullos que componen el manual de organización de la nueva sociedad de la inmediatez y la desinformación. Coincidirán conmigo que, visto así, es mejor fingir un brote de malaria y no salir de casa.

Publicado en Política | Deja un comentario

Un país de chirogota

Entramos en la recta final de este teatro digital de conjeturas que se desvanece al tiempo que las vacaciones escolares fijan el modus operandi hasta septiembre. La alarma de aviso sonará el viernes con la última interferencia digital, quién sabe si con voluntad de retorno o como epílogo de un trayecto purificador, al menos para mi sí, consciente de la máxima que hago propia de la tantas veces renombrada Agota Kristof en La Analfabeta: “En primer lugar escribir, hay que escribir, naturalmente. Incluso cuando no le interese a nadie, incluso cuando tenemos la impresión de que nunca le interesará a nadie. Incluso cuando los manuscritos se acumulan en los cajones y los olvidamos para escribir otros”.

Al margen de lo que el destino nos guarde como sorpresa, he echado un vistazo a los acontecimientos de junio de 2012 y me ha llamado la atención algunas de las frases que redondearon aquel famoso VIII Congreso del PP de León en que Isabel Carrasco salía reelegida para un tercer mandato con 640 votos de los 656 escrutados, es decir el 97,41% del total. Damos por hecho que el 2,59% restante formaba parte de la escenografía o se halla en cualquier cuneta política abandonado a su suerte.

Pero más allá de la solidaria elección, Isabel Carrasco hacía alusión entonces, una vez concluida la coronación, al país de chirigota que habían heredado. Curiosamente el edjetivo socarrón no ha perdido, un año más tarde, ni un centímetro de frescura, sobre todo si adornamos el plato con una tempura de esos brotes verdes que tanto se hacen derogar y que no vemos, pese los continuos juramentos de proximidad que cada cierto tiempo nos ametrallan, o nos balean, un término muy de Vargas Llosa.

En ese mismo Congreso, el regidor de la Robla Ángel Suárez leyó, con permiso de la presidenta y con los mineros entonces encerrados en Santa Cruz, un manifiesto de apoyo al sector que se ha convertido, 365 días después, en un obituario. Y se habló de crear grupos de trabajo para explicar los recortes de Mariano y de Juan Vicente. Y de patatín, y de patatán y de…Tiene razón doña Isabel Carrasco; España sigue siendo un país de chirigota, intervenido por las altas instancias financieras, que han decidido demoler y poner a la venta el estado de bienestar ante el acojone y el silencio generalizado, y sumido en un reguero de corrupción que sólo falta que cotice en bolsa. Lo que sucede en León es como el trailer de una película, con sólo unas imágenes es fácil de adivinar de qué va.

Publicado en Política | Deja un comentario

Cinco años, un recorrido

No conjugo tibiezas, ni me cubro con careta, si me sumo a la cadena de felicitaciones por los cinco años que ha cumplido Leonoticias. Enhorabuena. Podría obviar la celebración, cierto es, pero cuando superas cierta edad, si expresas los que piensas o sientes eso refuerza tu calma interior, y de eso trata, en buena parte, el juego de la vida. Y me alegro que Leonoticias haya marcado la primera muesca en el calendario.

Media década en un negocio tan inestable y complejo como es la comunicación en el medio digital, que aún busca su encaje de bolillos, es todo un soplo de energía para seguir explorando el equilibrio de una balanza todavía muy inestable. El trayecto recorrido por el equipo que ahora dirigen, en las dos áreas básicas, Javier Calvo y Yolanda Barrientos sirve de guía para valorar qué estrategia de futuro es la más idónea para abrirse un hueco, más allá del capítulo de intenciones y contenidos, en el que entran en juego otros condicionantes.

La fiesta de celebración, en este caso en el Conde Luna, es siempre el mejor de los indicadores para sopesar el peso específico de la cabecera en el intrincado mundo de la política, las finanzas y la organización social. Sólo la repuesta del resto de los actores del sistema de medios de comunicación me pareció un tanto rala, pero puede que hiciera esta valoración antes del desfile de aperitivos y ya saben que cuando la carga de la batería está bajo mínimos, somos propensos a desencajar las circunstancias.

Sin embargo salvo excepciones, como es el caso de Isabel Carrasco o Mario Amilivia o Antonio Silván, el desfile de autoridades casi no dejó ninguna casilla vacía. En honor a la verdad el super consejero leonés, que comienza a preocuparse qué papel le depara el futuro en el nuevo organigrama del PP que suceda a la era Herrera, optó por esa felicitación enlatada que casi siempre suena a cuento chino, como en la película dirigida y protagonizada por Ricardo Darín. Y más aún cuando tratas de calibrar tu voz con un agudo ajeno a tu escala, y en vez de decir enhorabuena por esos cinco años de vida, se te escapa un enhorabuena por cinco años de ira.

Tal vez a la vuelta de este pequeño descanso, con la fiesta del santo Juan de por medio, puede que el destino marque en esta casa nuevas coordenadas. Pero no me compete a mi desvelar el rumbo.

Publicado en Política | Deja un comentario