Día de números

La intensa semana que aventuramos en el cálculo de acontecimientos que van a generar difusión y reacción tiene en esta jornada un claro ejemplo. El alcalde del foro leonés Emilio Gutiérrez ha decidido evitar más fugas puntuales de datos y este mismo martes, tal vez cuando para usted está en juego el segundo cafelillo o ya ha entrado de lleno en la tortilla de patata, comparece ante los medios informativos para ponerle cara al Plan de Ajuste.

No sólo debe contar con el respaldo del plenario, harto sencillo por otra parte dada su mayoría holgada en el pleno del próximo viernes, ya que es muy probable que la apagada oposición use estos contenidos para justificar su negativa, que no sé si llegará a abstención; no es su guerra. El plan deberá adjuntar además el visto bueno del interventor, que cada dos meses tiene que evaluar si el guión establecido para determinar cómo y a qué ritmo deben retornar el dinero a las arcas del Gobierno de España sigue al dedillo la letra grande y la pequeña; el problema es que los 168 millones que llegarán a las arcas municipales para pagar las deudas acumuladas a proveedores hay que devolverlos. Y tal y como quedará el presupuesto, el margen de maniobra muy escaso.

El alcalde leonés Emilio Gutiérrez sabe que no hay peor enemigo que la incertidumbre y apenas unos meses después de las grandes victorias de primavera e invierno el PP ha podido comprobar cómo los primeros anuncios sobre medidas destinadas a cambiar la situación sin aliño de datos ya ha producido la primera fisura en la coraza del partido.

El dato más esperado es sin duda el número de kilos (empleos) que deberá adelgazar la plantilla municipal para seguir las recomendaciones de la dieta Europea, que sustancialmente anima a volver a las viejas prácticas de la camioneta, al salario cuanto más recortado mejor y a un mercado sin control, para que todo vuelva al mismo punto de partida.

En caso de dudas recomiendo un manual como el de “hay otras alternativas” que incluso tiene serias dudas para su edición en papel porque, en síntesis, viene a refrendar el pensamiento de una buena parte de pensadores de diversas disciplinas que recomiendan más inversión pública y controlada y que recuerdan que, por ejemplo, los países nórdicos menos afectados por el huracán del desempleo, con cotas incluso por debajo del 10%, dedican mucho más recursos públicos a la atención social. “Hoy otras alternativas” vuelve a insistir en la soberana tomadura de pelo de la que estamos siendo objetos los españoles, y ahonda en el caso español como uno de los más sangrantes, con un único objetivo; ganar más, acabar con un amplia capa de la sociedad que se queda sin recursos poco a poco sin rechistar…

Pero vamos a lo que vamos; hechos los cálculos, y no me pregunten cómo, en esta primera tanda estaríamos hablando entorno a los 150 o 160 empleos menos, entre los que se incluyen el casi centenar de contratos con fecha de caducidad, más o menos hacia el verano que ya está a al vuelta de la esquina, que no serán renovados.

Pero acto seguido a este plan de ajuste vienen los presupuestos en cadena y habrá que esperar a saber cómo las administraciones periférica y autonómica aplican a los suyos propios la rebaja y hasta dónde, para de esta forma poder cerrar el capítulo municipal. ¿Habrá más recortes en plantilla?. Es posible, aunque no en los próximos meses tras la primera andanada, sobre todo para dar tiempo a amortiguar la desazón del cierre del Laboratorio Municipal, la privatización de la perrera o la desaparición de la Fundación León Real, para que cicatricen estas heridas. El plan tiene una vía de alivio; diez años ante sí para dimensionar el cabildo municipal a la realidad de una ciudad como León, con el doble de funcionarios que Burgos, que nos dobla en población. Aunque para ello debería debían retornar a su ideario, un empleo para el mejor preparado, y por tanto el acceso al consistorio debería perder la condición de legado que durante años se ha trasmitido de padres a hijos en determinados círculos, como si fuera un apéndice más de la herencia.

Antes de cerrar este confesionario lacio y virtual debo anunciarles que ha estallado la guerra en la tierras altas, en este territorio en donde sus habitantes se cubren el rostro con un artilugio, sobre todo negro, que parece un cucurucho de helado en sentido inverso y salen cuando la noche hace acto de presencia a darle a la trompeta y al tambor.

2 respuestas a Día de números

  1. Pepe dice:

    Este alcalde y corporación lo primero que van a hacer es lo que hizo el anterior, quitar trabajadores “no afines” y si se puede contratar por la puerta de atrás o “recolocar” a los de su casta… el problema es que ahora hay que sacar a un mínimo de 500 trabajadores que no se sabe muy bien para qué se contrataron, aunque su justificación sea más propia del guión de una película de Fellini… como nadie quiere dar la cara para esto e ir de “malo” hay que buscar la excusa de fuerza mayor obligada por un estamento superior que no permita concesiones, porque la criba se va a hacer de cara al verano… lo mismo que la de funcionarios de todo tipo y pelaje…

    Sobre la secta de los embozados tan piadosos que se gastan todo lo que pueden y más en artificios y florituras para demostrar su pasión de muhaidines de la cruz, tienen que estar agradecidos a Genarín por conseguirles tanta difusión a nivel nacional… Cloro al clero y orujo para Genarín!!!

  2. Draemín dice:

    El libro que citas tiene por título Hay alternativas Propuestas para crear empleo y bienestar social en España y sus autores, cómo tu sabes, son Vicenç Navarro, Juan Torres López y Alberto Garzón Espinosa, con prólogo de Noam Chomsky.

    Enhorabuena por tus artículos José Manuel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>