La masa silenciosa

Como así establece el protocolo del día después de la Semana tan Santa como pasada por agua, ahora corresponde cuadrar las episodios para que la historia vaya remachada con un happy end y el consiguiente colorín colorado. Hoteles y restaurantes dan por bueno el broche final, que se temieron más achuchado, y las instituciones sacan pecho. El órgano que gobierna las cofradías también se suma al carro y resta importancia a la salida de Encuentro, que no es el Encuentro del domingo pero que así se conoce como la cita más esperada de la madrugada del viernes. Pero no es ese el ánimo de buena parte de los cofrades fusileros, la práctica mayoría restados seises y abades, bastante más que cabreados con la decisión de emprender el callejeo hasta el climax espiritual de la Plaza Mayor.

Los primeros en echar las manos a la cabeza fueron los montadores de pasos que no entendían quién era el protagonista o los protagonistas de tamaño disparate que ha puesto en peligro, y en algunos casos dañado, las cartolas, las propias tallas e incluso es posible, así se feisbukea, una pequeña raja, incisión abertura, en la nuca del Nazareno. La decisión ha suscitado una indignación bastante generalizada por una decisión que no se sabe si pretende agradar políticamente a alguien o si surge de la cabezonería de algún chamán o ha sido una imposición de los apellidos que acaparan el control de las principales cofradías. A Fernando Salguero, abad in péctore tras el fallecimiento de Juan Carlos Rueda, ya le recuerdan que lleva dos de dos; una por defecto y otra por exceso.

No obstante, a la Junta Mayor de la Semana Santa la indignación de muchos braceros, la masa silenciosa como así les han etiquetado, no le preocupa en absoluto porque saben que las quejas de los hermanitos no pasan, como la de los periodistas, de la barra del bar o de alguna cena entre amigos que termina en conato de revolución, al menos hasta que se disipa la resaca.

Son, en todo caso, círculos cerrados, faltos de aire fresco visto la negativa de algunas de ellas a impedir que las braceras pujen; pagan la cuota, asisten a las reuniones pero…pujar es cosa de hombres, pese a que la cofradía tenga nombre de mujer. Dada mi ignorancia en la materia he preguntado si existen cofradías mixtas, y existen pero curiosamente no procesionan juntos. ¿Saben porqué?

La respuesta me ha sumido en una extraña sensación; no porque…claro los roces, el contacto.. el peligro de la carne… Es decir, recapitulando, que las mujeres no pueden pujar con los hombres porque estos pueden ser objeto de un encantamiento que les ponga a todos berracos hasta tal punto que el cortejo corra el serio peligro de convertirse en una orgía popular, a la altura de la que organizó Jean Baptiste Grenouille poco antes de su ejecución con una simple gota de la esencia de las esencias. No es un texto del siglo XV. No, es una regla que rige en este 2012.

Aún no soy capaz de encajar el precepto. Insisto, las mujeres no pueden compartir puja porque el peso de la imagen despierta los instintos y lo demás viene rodado. ¿Han oído alguna voz, algún prohombre o algún testimonio de bracero repudiar esta práctica? Yo tampoco. Claro que en muchas cofradías la decisión en las asambleas es cosa de unos pocos; la mayoría no asiste y así no puede correr el aire. Muchos o pocos, existen braceros que repudian este machismo rancio, pero no se atreven a denunciarlo públicamente y tal vez por eso nunca se quitan el capillo.

Ya saben, cambiamos de asunto, que el Ayuntamiento leonés tiene previsto desvelar los nombres de los protegidos que desconocen qué es pagar una multa de tráfico desde hace años. En alguna de las plantas de Ordoño II se da por hecho que en el citado listín que han solicitado leonesistas y socialistas no estarán todos los que son, porque alguien, convenientemente aleccionado, está aplicando el viejo tipex que permitía hace siglos, o al menos lo parece, hacer desaparecer las erratas de las viejas olivetis.

Un último apunte; Francisco Álvarez, aspirante del sector crítico a secretario provincial del PSOE de León, ha convocado a propios, 45 compromisarios, y al sector oficial, los 43 restantes, para preparar el congreso territorial; la cita es mañana miércoles, pero parece que Miguel Ángel Fernández Cardo y los suyos no tienen la más mínima intención de asistir y por eso sentencian ¡encima no voy a ponérselo en bandeja¡.

2 respuestas a La masa silenciosa

  1. Vicente dice:

    Como se nota que de Semana Santa escribes de oído, pero mal informado.
    Existen Cofradías Mixtas en las que pujan tanto hombres como mujeres :Angustias, Desenclavo, Gran Poder, Jesús Divino Obrero, y seguro que se me olvida alguna.
    En ellas hay pasos que son pujados solo por hombre o mujeres, y otros en los que pujan mujeres y hombres juntos. Y si por llevar el capillo puesto no se puede distinguir, hay otros medios: zapatos, cintura, etc..
    De todas formas si hubieras visto la procesión del Domingo de Resurección, del Divino Obrero, podrías haber visto (ya que iban sin capillo) a mujeres y hombres pujando juntos.
    Por lo tanto si de algo no sabes no escribas, y sino infórmate bien antes de hacerlo.

  2. Antonio dice:

    Fernando “Borrascas”, huy perdón Salguero, ha sido y es Abad en Funciones. Ha querido quitar protagonismo a otros, y en algunos momentos lo ha conseguido.
    Pero tieneun doblel mérito: no haber sacado su procesión, y este año el de poder producir un gran daño al patrimonio de su cofradía.

PUBLICIDAD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>