Un encuentro esquivado

Las alegrías compartidas siempre nos hinchan el corazón y nos procuran una mayor fluidez de sangre por nuestras venas y, de paso, nos hacen más felices. Y de esa guisa estamos en esta casa, henchidos de sana felicidad, tras comprobar cómo nuestro avance del nombre del querubín que aspira a dirigir el PSOE de León; Celestino Rodríguez Rubio, se ha extendido por otras muchas cabeceras digitales y de papel. Así es, con el deber cumplido, ya ven con qué poca cosa nos conformamos.

Perd√≥neme el se√Īor Celestino si la apostilla de querub√≠n nos encaja con el perfil que debe presentar una persona que aspira a meterse en cuerpo y alma en la jaula de leones, pero es que esa cara, que parece indicar que su propietario no ha roto un plato en su vida, sugiere que unos y otros se lo van merendar en un periquete, como el que apura las aceitunas y las anchoas del aperitivo antes de hincarle el diente al cabrito (me refiero a la criatura lechal bien asadito, con romero y clavo )

Pero no se f√≠en, porque aunque en el PSOE de Le√≥n es un perfecto desconocido para m√°s del 90% de la militancia, el joven cuenta con padrinos de post√≠n y casi mi apostar√≠a los escasos euros que me quedan a estas alturas de mes que ya hab√≠a sido nominado mucho antes del congreso de Valladolid. Su nombre salta al ruedo cuando la paradoja casi se enroca un poco m√°s. Me explico; su nombre se une al de Francisco √Ālvarez, al de Ana Isabel Ferreras en representaci√≥n de Izquierda Socialista, la corriente a la que se enchufan algunos dirigentes cuando quieren recodar los or√≠genes pero a la que no prestan atenci√≥n alguna, e incluso en su momento Nicanor Sen, un tanto molesto porque ha tenido que enterarse por iLeon.com que el candidato de la corriente oficial es un chico de San Emiliano bendecido por don Jos√© Blanco.

Pero la paradoja no es tanto por la repentina multiplicaci√≥n de las candidaturas, es, sobre todo, porque tanta lista aparece justo en el momento en el que cr√≠ticos y oficialistas, conscientes de que les falta munici√≥n para derribar al enemigo, casi dan por bueno el mitad y mitad y lista compartida; si a los colegas de Sen se les sit√ļa en el √°rea de influencia de la oficialidad y a los adscritos de Ana Isabel Ferreras enfrente, el resultado de la operaci√≥n es que todo sigue en el aire. Intuyo que llegados a ese momento en el que equilibro de la balanza no mueve el fiel, los se√Īor L√≥pez y Garc√≠a, con permiso del doctor Vilarrubia, tratar√°n de imponer a su valido… aunque no adelantemos acontecimientos.

Con su permiso, cambio de tercio. El regidor leon√©s Emilio Guti√©rrez ten√≠a previsto asistir este martes pasado a la clase pr√°ctica que el incombustible dibujante Lolo iba a impartir en el colegio p√ļblico de San Claudio sobre el c√≥mic, y c√≥mo este medio puede ayudar a inculcar a los m√°s j√≥venes valores que en la actual sociedad escasean, pero no asisti√≥. Que si una visita de √ļltima hora, que si un asunto imposible de posponer…as√≠ explicaban sus concejales, como pod√≠an, la incomparecencia del regidor, algo inhabitual.

Y claro, como en esta profesi√≥n tenemos tanto tiempo libre, y tan bien pagado, nos da por enrevesar las cosas y por pensar que a lo mejor los trabajadores de Urbaser quer√≠an preguntarle a Emilio Guti√©rrez, con toda la educaci√≥n del mundo, que con qui√©n ten√≠an que hablar para arreglar un asunto que no tiene buena pinta. Desde la parte contratada s√≥lo se responde con un yo no s√© nada, en medio de sonrisas veladas, alguien dice que qui√©n sabe, que es posible. S√≥lo a uno de los interrogados se le escap√≥ un ‚Äúalg√ļn cabroncete se ha ido de la lengua‚ÄĚ, pienso yo m√°s fruto del cabreo que de las ganas de dar carta de naturaleza a esta historia.

Intuyo que desde la casa Consistorial nos dar√°n por buena las causas de fuerza mayor que esgrimieron los ediles, e incluso nos jurar√°n que si as√≠ hubiera sido el regidor no habr√≠a esquivado el di√°logo. Por cierto ¬Ņcreen que el Ayuntamiento aguantar√° quince d√≠as de basura por todo el callejero?. ¬ŅY los vecinos?
Y una duda: ¬Ņlos encargados del baldeo matutino tendr√°n que apartar las bolsas ellos o vendr√°n con pinche para la ocasi√≥n, .o se limitar√°n a darle agua?. Me imagino los titulares que a buen seguro se transforman en reclamos tur√≠sticos; ‚ÄúLe√≥n, la Ciudad √önica (en la que baldean hasta las bolsas de basura)‚ÄĚ

Una respuesta a Un encuentro esquivado

  1. Pepe dice:

    Esta presentaci√≥n de caraduras, a las que todav√≠a hay quien piensa que realmente son candidaturas, refleja el baldeo pol√≠tico actual de este pa√≠s, donde prima y prospera el jeta algodonado y bien rodeado de compa√Īeros de destino, como es el caso del bollito Tino, colega avispado y rapaz diligente que sabe sacar los dientes y morder desde quijada ajena… si esto es socialismo nuestro alcalde hu√≠do y cobarde es entonces un h√©roe metropolitano y su corporaci√≥n un √©xito sindical que aplauden los obreros, aunque lo cierto es que con tanto basurero hum ano no hay continente donde meter estas riadas de proxenetas pol√≠ticos y administrativos;como nos sigan hinchando los cojones a los sufridos ciudadan@s, esto se va a solucionar de manera m√°s radical…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>