Las instantáneas de Juan Morano

Juan Morano Masa ha sido uno de los políticos leoneses que mejor provecho ha sabido sacar a esos instantes en los que los astros se alinean por espacio de segundo en inundan de gracia a quienes se bañan en su luz. Su álbum profesional recoge muchos de esos momentos en los que una fotografía rebosa de interés. En la mente colectiva figura como histórica la que mostraba su encierro y el paseíllo en silla, pijama y bata, a hombros de un pequeño grupo de incondicionales de José María Rodríguez de Francisco. O aquella versión de Palomares, pero en vez de arena con las cecinas del incinerador de Trobajo. Podían pasar semanas sin noticias sobre Morano, sobre todo tras su salida de la alcaldía, por obligación que no por devoción, pero justo en ese evento que atraía a León a la flor y la nata del ejército o del mundo de las finanzas, Juan Morano brillaba con luz propia.

Eran tiempos de grandes abrazos al leonesismo, a la causa acaudillada por de Francisco; vacuas escenas costumbristas de gran renta en la urna. A este muestrario también pertenece la pieza de la guerra de Irak, cuando su jefe se fue a las Azores a reinventar el Reino de España.

Juan Morano Masa no es de las personas que deja los cabos sueltos, aunque en los últimos años el ascenso de Isabel Carrasco le había relegado a un segundo plano, que se confirmó con su traspaso a la segunda división. Y, por tanto, no caben las equivocaciones. Tal vez en este asunto de la minería haya escrito una de sus últimas postales políticas.

El voto a conciencia que proclamaba ha dejado ver la patita de cordero fiel que se esconde bajo el disfraz de lobo. Ha podido la falsa unidad, el principio de conmigo o contra mí. A sus años y con un PP que parece a la deriva, y con un capitán al mando poco diestro en el manejo del timón, Juan Morano Masa podría haberse dado el gustazo de sacar toda la rabia que lleva acumulada desde que Isabel Carrasco le ningunea con total descaro. Pero ha optado por seguir en el barco. Para tanto ruido, mejor hubiera estado callado. ¿Por cierto, a cambio de qué?. Yo no lo sé, pero estos gestos nunca resultan gratuitos.

Uno no se imagina ni por asomo a un Luis Aznar desobediente. A Juan Morano sí. Pero debía ser eso, una ilusión óptica.

6 respuestas a Las instantáneas de Juan Morano

  1. foo dice:

    El artículo es una buena definición de Morano, un populista, como de Francisco, de los que se vuelcan en tonterías, pero de los que no puedes esperar que tengan ni ideas propias, ni capacidad de trabajo. Sólo sirven para colocar a los hijos de sus amigos y así trenzar la red de nepotismo que los sustenta. Así nos va.

  2. Pepe dice:

    Si realmente Morano esta interesado en defender a los trabajadores mineros (hablar de mineria es algo diferente…) que “cuente de verdad” sobre Victorino Alonso…

  3. francisco dice:

    Al parecer sí que ha sacado la patita y no ha seguido en el barco como dices en tu artículo, hoy a votado a favor de la minería en un total de 9 enmiendas. Espero que rectifiques tu opinión sobre él y que no te haya defraudado. Juan Morano tendrá sus defectos pero sincero, decidido y firme en sus convicciones lo ha sido siempre y no va a dejar de serlo ahora

  4. Pepe dice:

    Morano solo “aparece” cuando le interesa… y con el férreo control que tiene Carrasco de su agrupación política en esta provincia es de las pocas ocasiones que se le presentan para significarse… aunque a continuación salga el perrillo carrasquero a llamarle “mal compañero”…

  5. Luis Rodríguez dice:

    El portavoz parlamentario del PP manifiesta su conformidad con el matrimonio entre personas del mismo sexo aunque su partido lo tenga recurrido; esto lo ampara la libertad de expresión. Juan Morano critica los recortes a la minería y le suspenden, no por votar en contra, sino por manifestar opiniones “desleales” con su partido… La “aznaridad” y sus continuadores dando lecciones de democracia

  6. Luis Rodríguez dice:

    Publico ayer 3 de Julio en Diario de León un comentario sobre la suspensión de Juan Morano, que es aceptada ,pero que desaparece sin que el diario explique los motivos. La página está bloqueada y no admite comentarios . ¿ No les gustarán?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>