Marc Marquez ¿insolidario o sentido común?

Estos días se ha generado una fuerte polémica con la decisión del piloto de motos y campeón del mundo Marc Márquez de cambiar su residencia a Andorra. Cualquier persona con unos conocimentos mínimos puede deducir que esa decisión se debe a motivos fiscales.

Para empezar cualquier persona que pueda pagar menos por algo ya sean compras, obras en su casa o en este caso impuestos, lo hará. siempre dentro de la legalidad evidentemente. Yo todavía no he visto a nadie que pudiendo pagar menos por lo mismo y en las mismas condiciones renuncie a ello. Si ustedes conocen a alguien o son uno de ellos hagánmelo saber porque yo mismo compraría cualquier producto en el mercado y se lo vendería a usted más caro.

Como digo en la introducción a este artículo, ningún impuesto puede tener alcance confiscatorio (Constitución Española). Cosa que permitanme que dude para los trabajadores con ingresos “altos”. Como muestra vemos en el siguiente cuadro sobre los tipos marginales en los principales países europeos:

margirpf

Podemos ver claramente cómo España es actualmente el país con los impuestos más altos. Por tanto cuando un “trabajador de élite” asesorado fiscalmente decide cambiar su domicilio a un “paraíso fiscal” ¿es un traidor con sus compatriotas o una persona lógica y con sentido común? Imagino que ya sabrán mi respuesta. Evidentemente me inclino por la segunda opción. Es más debemos cambiar nuestro lenguaje políticamnete correcto y en vez de hablar de paraísos fiscales ¿por qué no hablamos de infiernos fiscales? que es a lo que nos someten la mayoría de los Estados porque no tenemos escapatoria.

Mención aparte me merece la pobre conferencia de prensa que dio el famoso piloto el otro día. Y no me refiero a pobre descalificándole a él, sino pobre porque debido a las multitud de críticas sufridas por tantos que en su caso harían lo mismo si pudeiran, no le quedó más remedio que declarar que seguirá pagando impuestos en España, que el cambio de domicilio es porque le gustan mucho los paisajes de Andorra… cosa que yo no me creo.

Por tanto si queremos que esto no vuelva a ocurrir con los próximos campeones que surjan en nuestro país tenemos dos opciones bajar los impuestos a unas tasas razonables, con lo que conseguiríamos dos efectos positivos:
1. Recaudar más, como está ya de sobra demostrado.
2. Hacer aflorar la economía sumergida que acoge muchos negocios que serían rentables si no fuera por la voracidad de los impuestos.
La segunda opción mejor no pensar en ella pues supondría algo muy triste.

José A. Alvarez
Renta 4 Banco.

Publicado en La Bolsa y la Vida | Deja un comentario

¿Debería preocuparnos la apreciación del dólar?

¿Por qué se está apreciando el dólar?
Predecir el movimiento de las divisas resulta particularmente difícil pero, desde una
perspectiva económica, no debería sorprendernos que el dólar se haya apreciado en los
dos últimos años. Existen varios factores que están empujando la divisa al alza:
• Crecimiento relativo. Tras repuntar hasta el 4,6% en el segundo trimestre, parece que el
PIB real de Estados Unidos creció en el tercer trimestre a un saludable ritmo del 3%, una
cifra mucho más robusta que la de la eurozona, Japón y China, que registraron una
significativa pérdida de momentum durante el tercer trimestre.
• Política monetaria y rentabilidades de los bonos. Como resultado de estas divergencias
económicas, esperamos que la Reserva Federal estadounidense (Fed), a diferencia del
Banco Central Europeo (BCE) o del Banco de Japón, suba los tipos de interés en 2015, lo
que sugiere que los tipos de interés a corto y largo plazo serán más altos en Estados
Unidos durante algún tiempo, fomentando mayores entradas de capitales que respaldarán
la apreciación del dólar.
• Independencia energética como resultado de la producción de shale. En 2013, Estados
Unidos solo importó 6,6 millones de barriles de petróleo, un 35% de su consumo total de
energía, mientras que en 2005 cerca del 60% del petróleo que se consumía en el país era
importado. Esta tendencia ha contribuido fuertemente a la reducción del déficit por cuenta
corriente de Estados Unidos y se espera que continúe haciéndolo durante algún tiempo. En
teoría, un menor déficit por cuenta corriente reduce la oferta mundial de dólares, lo que a
su vez eleva el precio de la divisa.

Implicaciones económicas de un dólar fuerte
La apreciación del dólar, por sí misma, suele asociarse a un endurecimiento de las condiciones económicas nacionales: la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) calcula que una apreciación del 10% en el valor del dólar ponderado por el comercio exterior rebaja el crecimiento del PIB en 0,5 puntos porcentuales y el del IPC en 0,3 p. p. en el primer año. Sin embargo, ese cálculo no tiene en cuenta el efecto positivo de la caída de los costes del petróleo que ha acompañado a la reciente apreciación del dólar.
Para la eurozona, el resultado neto de un dólar más fuerte —y un euro más débil— será probablemente muy positivo, ya que contribuirá a mejorar el PIB nominal. El BCE calcula que una variación del 10% en el valor de la divisa tiene un reflejo sobre la inflación de entre 0,4 y 0,5 puntos porcentuales. Por eso, la debilidad del dólar ha jugado en contra del banco central durante el periodo de apreciación del euro. Ahora esperamos que se revierta la tendencia, aunque la caída del precio del petróleo puede mitigar el efecto a corto plazo.

José Andrés Alvarez
Asesor Renta 4 León.

Publicado en La Bolsa y la Vida | Deja un comentario

La renta fija y su absurda tributación

La caída de los tipos de interés de todos los bonos soberanos a todos los plazos ha sido considerable. Así, el bono del Tesoro español a 10 años ha pasado del 4,15% al 2,10% de rentabilidad. Como el movimiento del precio de los bonos es inverso al movimiento de los tipos de interés, la subida de precios ha sido considerable, alejándose del valor nominal o precio de emisión.

Debido a la forma de calcular el rendimiento fiscal de los bonos, esta subida de los precios muy por encima del valor nominal tiene un efecto no deseado para aquellos inversores personas físicas que compren bonos a un precio alejado del precio de emisión.

Pongamos un ejemplo real. Una persona física compra el bono del Estado con vencimiento en octubre de 2016 cuyo precio de emisión fue 100 y su cupón anual es del 4,25%. El precio actual de mercado es 107,4%, siendo la rentabilidad para el comprador del bono del 0,42%.

Si el comprador mantiene el bono hasta el vencimiento tendrá los siguientes flujos económicos:
– En el momento de la compra desembolsa 107.400 € por unos bonos de valor nominal 100.000 €.
– En octubre de 2015 recibirá un cupón bruto de 4.250 €, teniendo que tributar en el IRPF por dicha cantidad como Rendimiento del Capital Mobiliario.

– En octubre de 2016, al vencimiento del bono recibirá:
– un cupón del 4.250 € que deberá incluir en su IRPF como Rendimiento del Capital Mobiliario,
– 100.000 € correspondientes al nominal del bono, que le producirá un Rendimiento del Capital Mobiliario negativo por la diferencia entre el precio de amortización y el precio de compra (100.000 € – 107.400€ = – 7.400 €).

En definitiva, el bono le generará en 2015 Rendimientos del Capital Mobiliario positivos por importe de 4.250 €, en 2016 Rendimientos del Capital Mobiliario NEGATIVOS por importe de 3.150 € (4.250 € – 7.400 €).

Quien legisló la forma de calcular el rendimiento fiscal de los bonos no consideró una situación como la actual, en la que la adquisición de activos de renta fija muy por encima de su valor nominal hace que en cada cobro de cupón tenga que tributar por una cantidad que no es realmente rendimiento, sino devolución de parte de la inversión antes del vencimiento. Así, si en el año 2016 el inversor del ejemplo no tiene otros Rendimientos del Capital Mobiliario positivos que compensen los negativos generados por el bono, acabará pagando más impuestos de los que le debería haber correspondido.

Moraleja: Ante dos bonos de emisores iguales o similares al mismo plazo y con rentabilidad parecida adquiera siempre el de precio que menos se exceda del nominal. Se evitará disgustos fiscales.

Por Jesús Sánchez-Quiñones González
Director General de Renta 4 Banco

Publicado en La Bolsa y la Vida | Deja un comentario

Situación de mercado

Semana sin grandes cambios en los principales índices a pesar de que la volatilidad durante la semana fue elevada, principalmente en Europa. Sin apenas referencias macro con impacto en mercado y la temporada de resultados en EEUU y Europa llegando a su fin, los inversores mantienen una postura de esperar y ver nuevos acontecimientos. En EEUU, los índices cerraron la semana nuevamente con subidas, alcanzando máximos históricos, apoyados por el buen tono de los resultados empresariales y de la buena marcha de la recuperación macro.

Destacamos que el precio del crudo continúa cayendo con fuerza. El Brent cerró por debajo de 80 USD/barril, llegando a haberse negociado el viernes por debajo de los 77 USD (-35% desde máximos de julio). Esta evolución debería favorecer a Europa y Japón (importadores netos) y perjudicar seriamente a países como Rusia, muy dependiente de sus exportaciones de crudo (70% del total).

En cuanto a resultados empresariales, a modo de resumen, en Europa, han publicado el 84% de las compañías del Eurostoxx 600 de las que un 64,5% han batido las estimaciones en ventas y el 61% en beneficios. Mientras, en Estados Unidos, ya han publicado un 92% de la compañías del S&P 500, de las que un 50% han superado en ventas y un 75% en BPA. Podemos afirmar que en líneas generales, los resultados han sido positivos aunque en Europa siguen muy lastrados por la fortaleza del Euro (que debería moderar a partir de 4T 14) y con niveles de crecimiento modestos debido al entorno macro europeo. En Estados Unidos, por el contrario, las compañías siguen viéndose favorecidas por la “debilidad del USD” y unos niveles de crecimiento económico muy superiores. En 4T deberíamos ver que tanto la depreciación del Euro como la fuerte caída de los precios energéticos apoyen
significativamente al crecimiento de resultados de las empresas europeas.

En el Ibex, que cerró prácticamente plano en la semana, Telefónica se comportó mucho mejor que el mercado al publicar unos resultados que superaron tanto nuestras previsiones como las de consenso, Abengoa se desplomaba tras revisar a la baja su previsión de ventas 2014, OHL publicaba unos resultados mixtos, si bien la reacción del mercado nos parece excesivamente negativa. En el sector constructor, la peor evolución del circulante en el conjunto de 9M14 y cierta moderación del ritmo de mejora en la evolución de las principales cifras se tradujeron en fuertes caídas en ACS y Sacyr. FCC sin embargo, recogió favorablemente la mejora de la rentabilidad en las diferentes áreas pero sobre todo la mayor visibilidad del éxito del proceso de refinanciación y el avance para culminar la ampliación de capital cuya aprobación deberá darse en la próxima JGEA el próximo 20 de noviembre.

José Andrés Álvarez
Asesor financiero de Renta 4 León.

Publicado en La Bolsa y la Vida | Deja un comentario

La bolsa se compra cuando está más barata, no cuando está más cara

Compañías como Michelin, Dufry, Thale, Total Fina, BASF, Airbus, Unilever y un larguísimo etcétera, cotizan a unas valoraciones que hacía muchos años que no las veíamos y que dan mucha mayor tranquilidad comprarlas a los precios actuales que a los precios a los que cotizaban a finales de junio o mediados de septiembre.

¡¡Estos son buenas noticias para el inversor a largo plazo!! El trader, el inversor con un horizonte temporal de corto plazo, se verá presionado por el mercado y por la psicología del mismo y tomará decisiones posiblemente erróneas si solo se fija en el movimiento de las pantallas y no en las valoraciones intrínsecas de los negocios.

El BCE está decidido a plasmar un programa QE en Europa nunca antes visto en el viejo continente por los riesgos al crecimiento económico y la baja inflación. ¿Por qué el efecto de un programa de estímulo monetario en Europa no va a tener un efecto parecido al que ha tenido en el resto de economías desarrolladas como EEUU, Gran Bretaña o Japón? Don’t fight the ECB

Europa tiene un problema de exceso de deuda, lo que va a resultar en un crecimiento lento, pero el BCE quiere garantizar que la recuperación sea sostenible y no se descarrile. Evidentemente el camino no será sencillo y estímulos monetarios tendrán que ser acompañados con reformas del mercado laboral, industrial, y estímulos fiscales con programas de estímulos de inversión. Creo que Europa irá lenta, pero el camino está escrito e irá llegando con buenas repercusiones para el crecimiento económico y los beneficios empresariales.

Con este marco, correcciones en las bolsas son para comprar y no dejarse llevar por el miedo. EEUU está en máximos históricos tanto en cotización (el S&P 500 llegó a cotizar a 2.020 puntos desde los 1.560 de 2007), y las empresas estadounidenses ganan un 30% más que en 2007. Pero Europa y el Euro Stoxx están muy lejos todavía de lograr superar los beneficios empresariales logrados en 2007. Para 2014, el beneficio no será mucho mayor que el conseguido en 2010 y un 20% inferior al logrado en 2007 antes del estallido de la crisis financiera.

¿Estamos peor que en 2008 o 2009?, yo creo que no, y las compañías europeas seguro que están mucho mejor. La deuda acumulada está en los Estados, no en las compañías como sucedió en 2007.

El inversor a corto plazo, tiene que pensar cuál es el mejor momento para invertir en bolsa porque no es fácil adivinar en qué momento el mercado se dará la vuelta y rebotará.

Para el inversor a largo plazo, estas correcciones son una oportunidad de compra de manual. La bolsa se compra cuando está más barata, no cuando está más cara. La bolsa se compra cuando el mercado está nervioso y en modo pánico, no cuando los inversores nadan en la complacencia.
Los inversores a largo plazo acumulan en caídas de aquellas compañías en las que se sienten cómodos, son de calidad, tienen altos retornos sobre el capital empleado, tienen amplia visibilidad de resultados, tienen bajo riesgo de balance o endeudamiento, tienen ventajas competitivas y crecimiento sostenible.

No lo olvidéis nunca. El inversor a corto plazo tiene muchas papeletas para no ganar o perder, debido a la volatilidad de los mercados y la gestión psicológica de la misma. Mientras que el inversor a largo plazo obtiene de la volatilidad y las correcciones de los mercados, el mejor de sus aliados para obtener espectaculares resultados en el largo plazo.
Por Javier Galán Parrado
Gestor de fondos de Renta 4 Gestora

Publicado en La Bolsa y la Vida | Deja un comentario