Desprecio a los pobres (2ª parte)

Hace unos días escribí sobre un suceso en un bar del centro de León, Manolo Blas. Los hechos ocurrieron tal como los conté, pero he conocido que la historia va más allá y me/nos obliga a hacer otra lectura.

Desde hace unos meses se han instalado en los bancos de la plaza de la Pícara un grupo variable de personas que en ocasiones suelen beber, emborracharse y, a partir de aquí, molestar a veces a la gente que está en la plaza o en las terrazas de los bares; se les ha visto coger las propinas de las mesas –o el pago de la consumición cuando es dejado en las mismas-, defecar entre coches o en garajes, pedir limosna de manera faltosa…

Me han dicho que la persona que aquel día estaba pidiendo comprar patatas era una de ellas, y ese es el motivo por el que no querían venderle.

Estamos, pues, ante un problema de seguridad pública, de convivencia ciudadana, que según me cuentan nadie –el ayuntamiento, vaya– soluciona. Los comerciantes de la zona están hartos, y llaman a la policía a menudo pero, por lo que se ve, sin éxito.

Si hubiera tenido esta información muy probablemente no habría escrito la entrada anterior, o lo hubiera hecho pero para denunciar un problema vecinal y su falta de soluciones. También me han contado que este mismo bar regaló comida a los acampados con motivo del 15 M, o que colabora habitualmente con Cáritas, Reto o Asprona; aunque lo de la “imbecilidad de la burguesía” de mi anterior post no iba por ellos, sino por la actitud con la pobreza de una determinada clase social (que suele rondar ese barrio), está claro que, en este contexto, la frase fue desafortunada.

Aclaración para desinformados: este blog no es periodismo, y nunca ha pretendido hacer periodismo. Hablo de lo que me inquieta, divierte o interesa, y lo comparto con aquellos lectores que les apetezca leerme.

Publicado en Paseando por León | 1 comentario

Desprecio a los pobres

La semana pasada, a la puerta de un conocido bar del centro de León (Manolo Blas, donde se comen unas patatas y mejillones riquísimos), un joven aborda a mi madre cuando iba a entrar al mismo para preguntarla si puede comprar por él media ración de patatas, ya que ha intentado hacerlo y no se la han querido vender. Mi madre, asombrada, pregunta en el bar y le dicen que efectivamente se han negado porque no quieren vender nada a gente “como esa”, porque si lo hacen “vendrían más”, se lo comen fuera (fuera, dijo; ni siquiera se les pasa por la cabeza que lo hagan dentro) y molestan a los clientes y a los niños que están por allí.

La invisibilidad de la pobreza, la imbecilidad de la burguesía.

Editado: esta entrada tiene una segunda parte.

Publicado en Paseando por León | 1 comentario

Políticos en mundos para lelos

1. Cualquiera que hable con alguna persona vinculada con la justicia en León, sea juez, abogado o admnistrativo, recibirá el mismo mensaje: la oficina judicial es un auténtico desastre. Y es que, aunque se implantó hace cuatro años, ha generado una situación de colapso inasumible.
nn
¿Qué dice el ministro de Justicia a esto?: que no hay que preocuparse porque se está en periodo de adaptación. Cuatro años.
nn
2. El concejal que cobra como nadie ha presentado un año más las cifras de quejas de los leoneses al ayuntamiento. Más de 4.000 quejas, un 20% más que hace dos años. Baches, limpieza y estado de las aceras y jardines se llevan la palma.
nn
¿Preocupación? Para nada: esto significa que el sistema funciona y la gente lo utiliza, según el concejal. Así que si el próximo año se reciben 8.000 en vez de 4.000, León va de maravilla.
nn
nn
¿Pero en qué mundo viven? ¿Cómo no quieren que la gente esté harta de la clase política, si no dejan de denigrarla?
Publicado en Paseando por León | Deja un comentario

Transparencias

El PP de León no tiene web porque está de mudanza. En un ejercicio de transparencia, dicen, han decidido cambiar de gestor. ¿Y qué tendrá que ver la transparencia con el cambio de gestión de una web, se preguntarán los lectores menos informados?

La web del PP la gestionaba hasta ahora Isfere. Isfere es la empresa de la pareja de una alcaldesa que era mano derecha (como mínimo) de Isabel Carrasco, la otrora presidenta del PP. Y en Isfere, casualmente, trabajaba el novio de Isabel Carrasco.

Isfere recibía numerosas adjudicaciones directas en la Diputación (de 20.000 en 20.000 euros, tal como la oposición denunció en su día); según la presunta asesina de Isabel Carrasco, cada uno de esos trabajos se podrían haber hecho por 4.000.

Isfere está siendo investigada en la operación Púnica.

Una historia bien bonita, ¿eh? Tiene de todo.

Ahora, Eduardo Fernández, que fue mano derecha (como mínimo) de Isabel Carrasco en el partido, decide cambiar de gestor para su web. Una web modélica por su transparencia, ya que los leoneses sabrán, atención,  lo que cobran y poseen sus dirigentes.

(En letra pequeña viene que en el caso de Eduardo Fernández será la misma declaración que ya ha tenido que hacer en el Senado, por lo que nada nuevo.También en letra pequeña pone que esto será voluntario: hará pública su declaración el dirigente que quiera).

La empresa encargada de hacer la nueva web transparente del PP se llama…Visión Creativa.

Publicado en Paseando por León | Deja un comentario

Elegancia perruna vs marranería municipal

El ayuntamiento de León ha ordenado las zonas verdes de la ciudad desde un punto de vista canino: se han definido las zonas en las que los perros pueden ir sueltos, prohibiéndose en el resto. En aquellas que sí, se han colocado unos carteles (bastante horteras, desde mi punto de vista) con un dibujo de un perro con chistera y frac y el lema “Elegante como tu perro”, en los que se informa de que el perro puede ir suelto y se insta a recoger los excrementos. A su vez, se han colocado papeleras específicas para las cacas.

Un paseo por algunas de estas zonas obliga a rebautizar la iniciativa: “Usted sea elegante como su perro; lo de ser marrano déjenoslo a nosotros”.

Publicado en Paseando por León | 1 comentario