El Pacto

Es posible que no todas las consecuencias del Deporte de Competición sean todo lo positivas que deseáramos. La agresiones físicas y verbales, conductas maleducadas e incluso insalubres por parte de algún aficionado, la vanidad, el doping, las desigualdades que generan los que ganan y los que pierden, la competitividad extrema, la selección exclusiva, las lesiones crónicas, la violencia en general, etc. son parte de una detracción cada vez más creciente del universo deportivo. Sin embargo que duda cabe que los beneficios y valores que ese mismo dispositivo nos ofrece son infinitamente superiores, como son la salud, la solidaridad, la cohesión de grupo, la identificación, trabajo en equipo, el esfuerzo, el sacrificio, la fuerza de voluntad, la lucha por la consecución de un logro, el compañerismo, el liderazgo, responsabilidad, lealtad, respeto, convivencia, la aceptación de la derrota, la justa valoración de la victoria, la superación, la autodisciplina y autoestima, la cooperación, la autonomía, la integración social y relaciones interpersonales, huir del aislamiento, ocupación del ocio y el tiempo libre, evitar el sedentarismo, etc.

En el Villa de Aranda de Balonmano, únicamente somos testigos de los grandes valores trasmitidos por el Deporte. El esfuerzo y sacrificio como señas de identidad y un grupo cohesionado que trabaja como un verdadero equipo identificado con lo que representa y con lo que hace. Compartir objetivos comunes y sudar la camiseta juntos, son cosas que hacen surgir la amistad y el compromiso ante las adversidades propias y ajenas. Las relaciones humanas que se establecen hacen posible que se cree un clima en nombre del Deporte y aquellos que aman el Balonmano quieren vivirlo de nuevo tal y como lo hacíamos originalmente jugando como niños en el patio del colegio.
Ganar es importante, pero no lo es todo. Perfeccionarnos, seguir mejorando y continuar dando de nosotros lo mejor, son pautas que dictan nuestro día a día sin pensar mucho más allá de lo que tenemos que trabajar hasta el fin de semana más próximo.

Formar parte de un grupo que representa algo más que nosotros mismos y que tiene una identidad propia, exige de cada uno renunciar de manera altruista a una parte interior para entregarla a los demás desinteresadamente,,,y eso para algunos no es fácil. El jugador es egoísta por naturaleza y en esencia desea la Gloria eterna en una guerra que no termina nunca, por eso claudicar ante el grupo despojado del Ego pero coronado con el laurel del Equipo, dice del individuo mucho más que sus acciones deportivas.

Cuando los intereses particulares dentro de un grupo priman sobre los colectivos, comienzan las fisuras y a resquebrajarse los cimientos de su fortaleza. Las miserias del hombre afloran y sobre los principios del “Yo” se justificaran las verdades a medias, las manipulaciones, las reuniones clandestinas y finalmente… la traición. El equipo ha muerto.

Los que han vivido directa o indirectamente estas tristes situaciones, son conscientes de lo difícil que es conseguir de un colectivo heterogéneo y con objetivos inicialmente muy distintos, la constitución de un grupo homogéneo que lucha por lo mismo.

Existe un compromiso adquirido para todos aquellos que a lo largo de su vida deportiva fundieron con sus manos unidas gritando el juramento de la lealtad que les llevaría a entender las relaciones humanas grupales como algo más que cumplir con un horario establecido en un despacho. Formarán parte de una cruzada en todos los lugares donde estén, predicando un modelo de vida y una manera de entender el trabajo colectivo.

Gracias a todos aquellos que acuden a la Guerra al escuchar la convocatoria cumpliendo con un viejo pacto sellado a golpe de sudor en un contrato que nadie puede romper.

“Tú nos diste la medalla de Plata y nosotros te damos la de Oro…”.

2 respuestas a El Pacto

  1. ruben garcía dice:

    los ultimos poarrafos se salen!! jajaj

  2. Ana dice:

    Muchas gracias a todo el equipo por esta inolvidable temporada. Habéis seguido luchando como campeones, a pesar de todas las dificultades económicas y emocionales.

PUBLICIDAD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>