Babia, sueños de pastores y reyes

No me acuerdo exactamente cuando la conocí. Quizás mis oídos la conocieron a los pocos años de nacer. Quizás mis profesores me la nombraron más de una vez cuando me preguntaban sobre algo que mi cabeza, llena de ríos y montañas, no era capaz de responder. Seguramente, yo mismo la citaría en alguna aburrida conversación. Sin lugar a dudas, he pasado muchas horas “estando en Babia” sin estar físicamente en esa verde tierra.

Caminos, pastos y montañas configuran Babia (Torre de Babia)

Si me acuerdo, por el contrario, años más tarde, de subir a merendar a Villafeliz, de bañarme en ese Luna cristalino que nace constantemente en los neveros de Ubiña. Babia, entonces, ya quedó grabada como un destino permanente en mi viaje por la vida.

Y así ha sido con el paso de las estaciones y de los años. A Babia vuelvo cada vez que la gasolina, el tiempo y las ganas de caminarla se enlazan en perfecta conjunción. Pero Babia, el inmenso valle surcado de calzadas, castros, cañadas, pastos, ríos y, quizás, huellas de antiguos monarcas leoneses, no solo vive de románticos viajeros como el que escribe. Babia necesita más.

El Sil nace en las altitudes Babianas

A las Babias, la baja y la alta, la del Luna y la del Sil, la montañosa y la riberiega, se llega remontando el cauce del río Luna, que quilómetros más abajo aparece remansado en el gran embalse de Barrios de Luna. Es en ese tramo entre La Magdalena y Villafeliz de Babia cuando uno comprende las reclamaciones que muchos Babianos están haciendo recientemente a la administración. La carretera (no la autopista, la cual es de peaje) bordea el pantano de Luna con un recital de baches y curvas dignas de cualquier película de miedo. No es descabellado pensar que a muchos turistas de fuera o incluso de León, se les quite las ganas de conocer Babia tan solo con entrar en esa ruinosa carretera de los años 60.

Pero con valentía podamos llegar a Villafeliz, donde comienza Babia, tras haber pasado la ermita de Pruneda, punto de encuentro entre las comarcas de Luna y Babia.

Miles de ovejas llegan a Babia tras cruzar los puertos que la separan de Omaña

Si el viajero llega aquí en pleno esplendor primaveral (que aquí, debido al riguroso clima de alta montaña, no es hasta mediados de Junio), un sinfín de colores verdes, amarillos, azules y blancos llenarán nuestros ojos inmediatamente. La naturaleza babiana es generosa: infinitos pastos la recorren de par en par, pastos, por otro lado que han alimentado durante generaciones a las cabezas de ganado que tan buena fama tienen en Babia. De aquí se dice que salió el caballo Babieca, y aunque es tan solo una leyenda, si es cierto que Babia es el punto de inicio y el punto de llegada de las miles de ovejas transhumantes que hasta nuestros días han recorrido esas cañadas reales que llevaban a los pastores a pasar el invierno a Extremadura, dejando la montaña triste y oscura, como bien recita la canción popular.

En la Laguna de las Verdes soñar es fácil (Torre de Babia)

Babia es tierra de pastores, pero también de reyes. Y visitando los palacios de Riolago, de la Majúa o de Vega de Viejos… y mirando al horizonte cortado por las afiladas peñas de Ubiña (un antiguo punto de reunión de bruxas o aquelarre, según la leyenda) no es de extrañar que los reyes de León aquí pasaran alguna temporada despejando la mente de tanta lucha con el Califato y con Castilla.

Peña Ubiña vista desde Ventana

La capital de esta parte de Babia es San Emiliano. Es la Babia que baja del puerto de Ventana, donde leoneses y asturianos se dan la mano. Es la Babia de Ubiña, la reina de la cordillera cantábrica, con 2.417 metros de altura, la cual es relatada según los escritos de Jovellanos en 1792 de esta manera:  a la derecha la famosa Peña Ubiña, que se cree ser la más alta de España…vese desde tierra de Segovia y desde muy dentro del mar. Los de Cudillero, que navegan por ella, la llaman la Becerra”. Y, aunque no es la más alta de España, no es menos cierto que es bien visible desde el interior del mar cantábrico y desde las llanuras castellanas del interior peninsular.

El mastín leonés, milenario habitante de estas montañas

En San Emiliano los caminos se enlazan. Uno de ellos nos lleva a Torrebarrio, Torrestío y a Ventana. Torrebarrio es el punto de partida para los montañeros que suben a Ubiña desde León, es un pueblo guapo, alto, de piedra noble y blanca, y cuenta con una iglesia que podría hacer las delicias de muchos pintores. También cuenta con un barrio, el de Cubiechas, rodeado de inmensos prados, que, como digo, aquí son bien aprovechados para el ganado vacuno y caballar, conformando un paisaje fácil de asociar a cualquier capítulo de Heidi.

Iglesia de Torrebarrio. Al fondo la omnipresente Ubiña

Pero para encontrar buenos pastos hay que subir a los Puertos de Pinos. Estos pueden ser los mejores de toda la cordillera, y no es de extrañar que estén en un continuo conflicto institucional entre el Principado de Asturias y los pueblos de Babia, que los reclaman como suyos puesto que actualmente pertenecen al ayuntamiento de Mieres.

El cierzo asturiano (aquí llamado "calabrón") entra en los verdes puertos babianos

Babia está en lucha. Y no es para menos. Con tan solo recorrer algunos de sus pueblos, sus caminos… con  escuchar a los habitantes que la habitan…  a uno se le llena la cabeza llena de ideas. Ideas que bien podían haber sido convertidas en realidades en estos últimos años, donde el dinero no era un problema y donde el turismo rural (especialmente en los vecinos concejos asturianos) ha sido un aliciente económico fabuloso para estos pueblos de montaña.

Desde Babia se pide a la administración una mejora de las comunicaciones, ya no solo con León y la ribera, sino con Asturias a través de los altos de Pinos y la Farrapona. Desde Babia se exige la puesta en marcha de un parque regional de Babia y Luna, una categoría atractiva para el turismo. En Riolago de Babia sigue el hermoso palacio donado por su dueño a la Junta en 1999 para que pudiera servir de museo o de centro de interpretación de este entorno natural, y que, a día de hoy,  aún no ha empezado su andadura. No es lógico que Babia no cuente con un centro de recepción de senderistas y turístas. No es lógico que tanta riqueza paisajística y natural no pueda tener algún fruto económico para estos pueblos cuando otras zonas de España y Europa llevan años disfrutando de las bondades que la naturaleza dio a su territorio.

Restos de la torre que da nombre al pueblo de Torre de Babia

Para comprobar y comparar como, cuando si existe voluntad política, las comarcas de alta montaña si pueden desarrollar una economía sostenible con el medio ambiente y facilitar la industria local y tradicional, fomentando el asentamiento de población en los pueblos, tan solo hemos de pasar el puerto de Somiedo, frontera entre Laciana, Babia y Somiedo, cuyas aguas ya corren hacia ese Sil que buscará el atlántico pasando por las cuencas mineras de Villablino y Toreno. En Pola de Somiedo se refleja muy bien, quizás, lo que los babianos piden para su territorio. En La Pola hay museos, centros de recepción a visitantes, servicios públicos dignos, buenas comunicaciones, actividades de aventura y tiempo libre. La gente que viene a disfrutar de esta parte de la cordillera no duda en alojarse en Somiedo, pues son muchas más las actividades y los servicios que se ofrecen al ciudadano, que por ejemplo, los ofrecidos en Villablino o San Emiliano. Una autentica pena.

La laguna grande, en Lago de Babia.

Volviendo a Babia, es necesario internarse en los pequeños valles semiocultos que rodean esta gran hoya: La Riera, Torre de Babia, Lago, La Cueta… Allí se encuentra el más puro carácter montañés de León y de Babia. Siglos de nieve, de soledad, de recuerdo… pero también siglos de aire puro, filandones, flores y risas entre las altas peñas desde las cuales los rebecos ven el tiempo pasar.

En Torrestío los gallos (o los urogallos) tienen también sus derechos

Cabrillanes, Villargusán, Huergas, Robledo, Piedrafita… todos ellos pueblos babianos que hablan también, como en la vecina Laciana y el vecino Somiedo, esa lengua patsueza que hace que los narcisos aquí sean gritsándanas y la histórica villa de Quintanilla aquí sea Quintaniecha. Quizás los mastines de Babia también “falen la viecha tsingua”, nunca lo sabremos… aunque por el momento si podemos oirles en un reciente documental que la National Geographic ha publicado sobre este noble perro pastor, originario de estas montañas de León.

Babia respira alta montaña

El Montigüeiru, la Laguna de las Verdes, Morronegro, Ferreirúa, Peña Orniz… son los nombres del paisaje que adornan la gran vega del Luna y los primeros pasos del recién nacido río Sil, cuya partida de nacimiento se establece en La Cueta, el pueblo situado a más altitud de la provincia de León, exactamente a 1.460 metros de altura.

Babia ofrece gratuitamente mucho a los sentidos: naturaleza, historia, cultura, deporte… Y no hablemos de los sentidos relacionados con el paladar. Mejor disfrutemos de ello en cualquiera de sus restaurantes y fondas.

Babia también ofrece paisajes típicos del "far-west"

En Babia pienso estar muchos años más. Con tan solo cerrar los ojos y sentir el cierzo de Ubiña bajar por el valle mientras los cencerros inundan las colladas con su milenario campaneo, sabré que estoy en casa.

Agradecimiento especial a Jose Luis Suarez Rodriguez, babiano de Huergas, donde regenta el bar “El Moriscal”, conocedor y enamorado de su tierra, que me ha facilitado información y algunas fotografías para este reportaje.

Enlaces interesantes sobre Babia:

Sobre los mastines leoneses:

http://news.nationalgeographic.com/news/2009/02/090220-dog-video-missions-wc.html?source=rss

Estar en Babia – Un país en la mochila

http://www.youtube.com/watch?v=KPLON9n0VnQ

El Río Luna

http://www.youtube.com/watch?v=wv7HmiVFKwo

Webs locales

http://babia.net/

http://www.casonadebabia.com/

Una pareja de corzos brinca en las cercanías de Torrebarrio

22 respuestas a Babia, sueños de pastores y reyes

  1. Espectacular Alejandro, haces un trabajo estupendo y nos lo ofreces. Dan ganas de coger el coche, aparcarlo y dejarse “estar en Babia”. Gracias

    • Muchísimas gracias Susana!! Me alegro de que te haya gustado. La verdad es que cuando escribo también me dan ganas de soltar el boli y coger el coche e irme a esos lugares que navegan por mi mente!! León es así.
      Un saludo!!

  2. Montse dice:

    ¡Enhorabuena Alejandro!!. Nuestra querida provincia gana contigo. Los leoneses de corazón te agradecemos tu punto de vista, pues le añades atractivo y encanto a todo lo que describes.
    Gracias y por favor, sigue redescubriéndonos sus fantásticos rincones.

  3. Jose Carlos Lozano dice:

    Tus palabras te delatan. Lo tuyo es pasión por la montaña, por tu tierra el bierzo y por la zona de Babia, preciosa como pocas . Su montaña, sus lagos, sus pueblos, sus gentes, te hacen ver la vida de otra manera. Esperas que una nevada pueda sepultar el ir y venir de sus gentes y quedemos incomunicados, haciendo un parón en toda esta zozobra de ciudad que nos invade. Disfruto leyendo tu artículo porque traeas a mi memoria cada ruta de las que he realizado por Babia. Enhorabauena por este articulo, y ánimo en este trabajo “tan cercano a lo nuestro” que realizas. Recordar a las instituciones se hagan eco del llamamiento que les haces. Un fuerte abrazo .

    • Muchísimas gracias Jose Carlos. Y así es, mis palabras me delatan, pero no solo por Babia y El Bierzo, sino por toda esta naturaleza que nos rodea y que, no sé por qué diablos, queda en segundo plano cuando ella tenía que ser la portada de todos los informativos. (Así por lo menos podríamos cenar y comer con una sonrisa en la cara)
      Me alegro de que estas palabras te hayan hecho recordar tus rutas por Babia.
      Muchas gracias de nuevo amigo.
      Un saludo.

  4. Paco dice:

    Xandrin:
    Tú por mis mundos y yo haciendo a gentes frelices. Necesito llenar mi mochila de los momentos, lugares que tú me haces vivir. Cada día que pasa nuestro mundo cambia de dimensión. Te vas haciendo grande.

  5. María dice:

    Me ha encantado tu artículo. El estar en Babia en vez de en clase te ha dado mucho juego.
    Me gusta ese primer párrafo y todos lo demás donde describes la cultura, la naturaleza, las tradiciones. Felicidades por el artículo.

  6. María dice:

    ¡Qué bonito!. Cuando paso por Babia camino de Asturias, siempre hago el mismo comentario:¡Anda que no eran inteligentes los reyes leoneses, que bien sabían donde tenían que ir!. Maravillosa tierra y maravilloso tu artículo.Enhorabuena.

  7. david dice:

    Un gran reportaje la verdad y unos vídeos fantásticos, los cuales recomiendo que veáis todos que conozcan estos paísajes y para los que no lo conozcan también. No tiene desperdicio alguno ni uno siquiera de los textos, ni de los enlaces de los vídeos, simplemente decir que me ha FASCINADO.
    Gracias por hacercarnos un poco más nuestas montañas y las gentes que viven en ellas.
    Un saludo Xandru y mucho ánimo en los reportajes venideros.

  8. urbano fernandez ganzo , de la Riera de babia dice:

    Mis felicitaciones a este paisano por las palabras bien dichas hacia nuestra tierra. Soy natural,nacido y criado en babia pero como bien has dicho, esta tan abandonada por las administraciones que mucha gente tiene que irse para hacer una vida lo mas digna posible ya que no hay muchas opciones para dedicarse a lo que uno le gusta.
    desde aqui como tantos babianos pido una vez mas ese apoyo generoso para que se desarrolle y crezca nuestra zona de una manera sana y respetable para los que viven y descansan su tiempo libre alli.
    pido una vez mas de las muchas veces que se ha pedido a las administraciones, arreglar el acceso de la carretera de luna hacia babia, el hospital que se lleva debatiendo hacer en huergas, que llevo ollendo hablar de el desde que era niño,(y eso va mas de 20años), establecer zonas turisticas,rutas e informacion a lo largo de babia de arriba y babia de abajo, por que babia no es un pueblo o un barrio como gente me ha preguntado ignorando lo que realmente es una de las comarcas mas bonitas, sanas y salvajes de el noroeste de leon por que sus gentes los alli nacidos la respetan…. podria seguir diciendo cientos de cosas de babia pero esta es tu pagina; si me gustaria ver mas gente que apolle lo que se dice de nuestra zona y hable por escrito, que eso no se lo lleva el viento.
    una vez mas muchas gracias y felicitaciones por esta pagina que me ha gustado tanto como me gusta mi comarca a la cual nunca olvido y tengo presente
    un saludo de un babiano
    urbano

    • Muchas gracias Urbano, muchísimas gracias.
      Espero que Babia pueda desarrollarse social y economicamente y aprovechar todo ese inmenso patrimonio natural y cultural que guarda en cada uno de sus pueblos y valles. Un Hospital, una carretera, un centro de turismo… son cosas que deberían haber “estado en Babia” desde hace décadas. Desgracia para esa comarca no pertenecer al Pirineo Catalán o a la cercana Asturias… y pertenecer a una provincia la cual sus administradores no han sabido ni quieren fomentar su desarrollo a través de sus ricas comarcas naturales.
      Ánimo Babia!!!
      Un fuerte saludo.

  9. Daniel Diez dice:

    Me encantan Tus reportajes de Nuestra hermosa tierra Leonesa, llena de historia y Leyendas

  10. JOSE LUISSUAREZ RODRIGUEZ dice:

    GRACIAS ALEJANDRO POR EL RELATO Y POR HACER ALUSION A MI Y AL MORISCAL. ES UN PLACER LEER TUS RELATOS. UN SALUDO DESDE EL MORISCAL.

  11. agusin lasai dice:

    Me gusta leer tus relatos y peripecias en la montaña Alejandro.
    Desde Riaño, con el deseo de coneguir una montaña mas montaña para todos, te animo.
    Saludos y calderos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>